Comienza el noveno monitoreo de calidad de agua de los ríos San Juan y Jáchal

29 de noviembre 2020

Con la realización de diferentes campañas a lo largo del año y los nuevos resultados obtenidos en los próximos días, será posible determinar cuál es la realidad de los principales ríos sanjuaninos en el actual periodo de sequía.

Durante los últimos días de noviembre, un equipo interdisciplinario conformado por personal del Departamento de Hidráulica (DH), el Observatorio Ambiental (OA) de la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentale y el Gabinete de Geocriología, Glaciología, Nivología y Cambio Climático (GGNyCC) de la Universidad Nacional de San Juan, realizarán la novena campaña de aforo y monitoreo de calidad de agua en los ríos de cabecera de las cuencas de los ríos San Juan y Jáchal.

Hace un año, en noviembre del 2019 en la estación de aforo que el DH tiene en el km 101 del río San Juan, se midió el caudal más bajo registrado desde los inicios de aforos del río en el año 1909. En un contexto de pandemia, el Gobierno provincial y la UNSJ conformaron equipos de trabajo y trazaron objetivos a corto y mediano plazo, uno de ellos consistía en saber cuál era la realidad de nuestros ríos de cabecera, cómo se comportarían con el trascurso del tiempo y qué opciones de adaptación habría.

Hasta el momento se han realizado siete campañas de terreno en las cuales se concretaron tareas de aforo, monitoreo de propiedades físico-químicas in situ y toma de muestras de agua para su posterior análisis en el laboratorio del Instituto de Investigaciones Tecnológicas dependiente del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico.

En los próximos días se concretarán las campañas de noviembre y diciembre, con el objetivo de cumplir un año completo de monitoreo y obtener conclusiones más detalladas sobre el estado real de los ríos de San Juan en este período de escasez hídrica.

Como consecuencia de este prolongado período de escasez hídrica que vive nuestra provincia desde hace algunos años, se ha registrado una importante disminución de las reservas de agua en embalses, es por ello que desde las distintas entidades que tienen injerencia en la materia se está trabajando en conjunto, con la finalidad de tomar decisiones en función del conocimiento, para que estas sean lo más acertadas en cuanto al correcto funcionamiento de las distintas actividades en nuestra provincia.

Luego de los análisis efectuados en las campañas es posible concluir que los ríos están sanos, muy escasos de caudal, pero con buena calidad en prácticamente todas las cuencas y subcuencas analizadas. De esta forma se presenta un escenario apto para el desarrollo de estrategias que permitan una adaptación a esta realidad de escasez de agua y sequía.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.

Shares