Por la pandemia, 700 mil niños y adolescentes argentinos caerán en la pobreza

20 de mayo 2020

Hacia fines de 2020, el 59% de los chicos (7,7 millones) serán pobres, según alerta UNICEF. La entidad llamó a fortalecer las políticas de protección social.

Este miércoles UNICEF Argentina presentó un informe sobre cómo la crisis económica por la pandemia de coronavirus impactará sobre los niños, niñas y adolescentes en todo el país. En el segundo semestre de 2019, la pobreza afectaba al 53% de los chicos, pero después de la pandemia, s e estima que este número podría escalar al 58,6%. Por su parte, la pobreza extrema sería del 16,3%.

Así las cosas, entre 2019 y 2020 la cantidad de niñas, niños y adolescentes pobres en la Argentina pasaría de 7 millones a 7,7 millones; y la indigencia 1,8 a 2,1 millones. Los datos son proyecciones que UNICEF Argentina realizó basadas en las estimaciones de la caída del Producto Bruto Interno (PBI) y de la Encuesta permanente de Hogares del INDEC.

El informe es pormenorizado y muestra diferentes escenarios y cómo se profundizan la desigualdad ya sea por región o tipo de hogar, por ejemplo: en hogares donde la persona adulta de referencia está desocupada la pobreza escala al 94,4%, con un trabajo informal es del 83,9%, en familias monoparentales 63,1% o con una jefa de hogar sube al 67,5%. Si la vivienda está localizada en una villa o en barrios vulnerables, la incidencia de la pobreza en 2020 alcanzará a 9 de cada 10 niñas y niños. En el caso de la región norte del país la pobreza alcanza el 64,3%, y la sigue el AMBA con un 61,3%.

Estos números que asustan, y mucho, son realizados con datos oficiales y, por ende, parciales, por lo que no se sabe cómo afectó la pandemia en un gran grupo de riesgo como son pueblos originarios, por lo que todas estas cifras podrían ser más altas, sobretodo en el interior del país.

“Los datos nos muestran que el COVID-19 impacta con más fuerza en las poblaciones vulnerables, amplía las brechas de inequidad que ya había en el país y aumenta los niveles de pobreza entre las niñas, los niños y adolescentes, las victimas ocultas de la pandemia”, señaló Luisa Brumana, Representante de UNICEF Argentina.

Si se considera un indicador de pobreza estructural como el de Necesidades Básicas Insatisfechas, en los barrios populares el 59% de la niñas y niños reside en viviendas con una carencia estructural. “Preocupa la combinación de elevados niveles de pobreza monetaria y estructural. Si los niños y niñas residen en viviendas inadecuadas o están hacinados, es difícil aplicar medidas de contención efectivas”, explicó Brumana.

Al ser consultados por minutouno.com sobre cuál sería el escenario en caso de que la cuarentena se mantenga por más tiempo, teniendo en cuenta que aún no se llegó al pico viral en el país, desde la organización aclararon que al tratarse de una estimación, ellos tienen ciertas limitaciones para saber cuál será el impacto real, por lo que podría ser mayor o no.

«Tenemos una gran responsabilidad de dar la información sin hacer futurología porque el contexto es muy incierto, cómo por ejemplo la curva de la enfermedad, el enfoque en diferentes áreas y otros datos que nosotros no tenemos. El enfoque trata de dar proyecciones serias y no elucubrar», sostuvo la representante de UNICEF.

Desde la organización se encargaron en aclarar que este informe fue presentado al Gobierno Nacional y mantienen conversaciones diarias al respecto. Además reconocieron que la administración de Alberto Fernández tuvo una respuesta rápida para evitar que el impacto económico sea mayor.

La protección de ingresos de los sectores más vulnerables implicó un aumento presupuestario significativo, de $514 a $650 mil millones que equivale al 2% del PIB estimado para 2020. Si se incluyen otros programas de apoyo laboral o productivo, como la Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción y los programas de créditos, se estima que las respuestas frente a la pandemia llegarían a los 3 puntos del PBI.

Pero en este punto señalan que la AUH es fundamental para frenar el impacto sobre los más chicos. Sobre este tema Sebastian Waisgrais, especialista en Inclusión Social de UNICEF, señaló que es clave mejorar el poder adquisitivo de la Asignación Universal por Hijo: “Proponemos que siga implementándose el bono extraordinario de $3103 a los titulares de la AUH y la asignación por embarazo para todo el 2020. Esta medida implica que el monto total de la AUH supere la línea de indigencia”.

Otra propuesta que acercaron fue la necesidad de ampliar la base de los programas de protección social, como la AUH, la Asignación por Embarazo y la Tarjeta Alimentar, y que no haya condicionamientos en cuanto a la presentación de los certificados de escolaridad y controles sanitarios ante el nuevo escenario.También sugirieron implementar políticas diferenciales que se complementen con las medidas universales, poniendo el foco grupos de riesgos.

Minutouno

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.

Shares