Denuncian que Nación envía las vacunas «por goteo» a las provincias

10 de marzo 2019

El gobierno de Mauricio Macri declinó la fabricación pública de vacunas en beneficio de grandes compras a laboratorios privados.

Aunque la Argentina logró eliminar la circulación del
virus del Sarampión merced a la vacunación masiva y obligatoria de toda la
población, los recientes casos «importados» registrados de la
enfermedad -más el brote de 14 acasos registrado el año pasado- pusieron en
alerta a las autoridades sanitarias de todo el país. Sin embargo, en el
Gobierno la preocupación parece perder frente a la necesidad de ajuste.

Según consignó Tiempo Argentino en su edición de este
domingo, el ex ministerio de Salud de la Nación, ahora degradada a la categoría
de Secretaría por decisión del presidente Mauricio Macri en su afán de ahorro,
«las provincias ya salieron a alertar por el envío de dosis ‘por
goteo'».

«Se está haciendo notar la falta de algunas
vacunas producto de que Nación no está garantizando la provisión normal»

Por caso, el ministerio de Salud de Entre Ríos emitió
un comunicado en el que sostiene que «se está haciendo notar la falta de
algunas vacunas producto de que Nación no está garantizando la provisión
normal. Se está distribuyendo a modo de goteo y hay faltante de Sabin, meningo,
algunas gamma globulina, anti gripales y triple bacteriana».

«Las provincias quedan a expensas de una
situación que las supera producto de que por ley no pueden salir a comprar
vacunas por su cuenta. Cuando es una vacuna de calendario, el Estado nacional
debe entregarla» advirtió Andrea Uboldi, ministra de Salud de Santa Fe
donde escasea la vacuna contra el meningococo.

Se calcula que el año pasado el Estado nacional
entregó apenas la mitad de las dosis pautadas.

Cambiemos declinó la fabricación pública de vacunas en
beneficio de grandes compras a laboratorios privados.

La triple bacteriana, la antimenigocócica, la
antirrábica y la Sabin son las que sufren mayores faltantes y los equipos de
inmunizaciones provinciales empezaron a priorizar las dosis en embarazadas.

En territorio bonaerense la situación se agudizó desde
mitad del año pasado. «Sufrimos una irregularidad en la entrega de
vacunas. Forma parte de la falta de planificación y políticas sanitarias, como
si la salud fuera algo menor, y terminamos pasándonos dosis de municipio a
municipio, como si fuéramos un club de vacunas» advirtió Alejandro Collia,
secretario de Salud de La Matanza.

La megadevaluación del año pasado, y la disparada del
dólar que está marcando a fuego el ritmo el inicio de 2019 implicó un golpe
letal al área. Cambiemos declinó la fabricación de vacunas en beneficio de
grandes compras a laboratorios privados: en 2017 el programa
«Investigación y desarrollo de los laboratorios de producción
pública» tuvo un presupuesto de 83,8 millones de pesos. Para este año se
le recortó a 61 millones sin contar la inflación.

«Recortar el Calendario de vacunación impìde que
se produzca el efecto rebaño y de inmunidad indirecta»

Carla Vizzotti, ex directora del Programa Nacional de Inmunizaciones e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) aseguró a Tiempo Argentino que «a la población que no le preocupa tanto porque tiene medios para comprar la vacuna en el sector privado, hay que decirle que recortar el Calendario también les va a impactar, porque si no se vacuna toda la cantidad de personas que tiene que vacunarse, el efecto rebaño e inmunidad indirecta no se obtiene, entonces el impacto será para todos. Por eso es trascendental el rol social que tiene la vacunación, el signo de equidad que significa, y es un indicador económico: inviertiendo en prevención ahorran costos en atender gente enferma».

Minutouno

Loading Facebook Comments ...
Shares