Crean un robot diseñado para ‘hackear’ las emociones de su dueño

21 de diciembre 2018

"Este robot no realizará ninguna de tus tareas y, de hecho, incluso podría estorbar", expresó el autor del robot.

Una compañía japonesa diseñó una mascota robótica provista de grandes ojos ‘inteligentes’ y atentos a su dueño, así como de un cuerpo afelpado y cálido al tacto, ideada específicamente para generar apego emocional en los humanos, informa Bloomberg.

El modelo se llama Lovot y combina la apariencia de un búho y un pingüino. La criatura cibernética, desarrollada por Groove X Inc., está pensada para convivir junto a su dueño en el hogar y programada para actuar de manera cariñosa, pidiendo atención, abrazos y caricias, así como ayudándole a relajarse tras un día largo y estresante.

«Este robot no realizará ninguna de tus tareas» e incluso «de hecho podría incluso estorbar», expresó Kaname Hayashi, el fundador de la compañía y autor del proyecto, quien anteriormente se desempeñó en el diseño de autos de Fórmula 1 para luego incursionar en el ámbito de asistentes humanoides. Hayashi agregó: «En este robot, todo está diseñado para crear apego».

A diferencia de otros robots de compañía o asistentes virtuales, Lovot no habla ni reproduce música ni tampoco se conecta con el calendario de su dueño, para asemejarse, en este aspecto, a una mascota de carne y hueso.

En vez de ello, este ‘animal’ robótico de 40 centímetros de altura y 3 kilos de peso emite sonidos que recuerdan una mezcla de maullidos y el piar de un ave. Además, los ojos de Lovot poseen seis capas gráficas superpuestas, diseñadas para emular el movimiento ocular involuntario y lograr de este modo un mayor nivel de expresividad y realismo.

Asimismo, la mascota cuenta con un amplio espectro de sensores, cámaras y circuitos integrados utilizados por los sistemas de navegación de los automóviles no tripulados, lo cual le permite, según Hayashi, alcanzar una gran autonomía junto  con «un nivel de inteligencia ligeramente superior al de un hámster».

El calor generado por los componentes electrónicos del robot es transferido a la superficie, de modo que su temperatura supera ligeramente a la de un humano, mientras su cuerpo está cubierto de 50 sensores que reaccionan al tacto. Además, tiene capacidad para recordar a 1.000 personas y puede reconocer hasta 100 rostros en simultáneo.

Los creadores de Lovot creen que con todas esas características técnicas y habilidades inteligentes, la mascota será capaz de ‘hackear’ las emociones de sus dueños. El producto estará orientado principalmente a mujeres y personas mayores y se estima que saldrá a la venta hacia finales del 2019 con un precio de 3.000 dólares la unidad.

 

RT

Loading Facebook Comments ...
Shares