Comenzó la campaña para prevenir infecciones respiratorias agudas

26 de abril 2018

En proximidades de la estación invernal, el Ministerio de Salud Pública elaboró una serie de acciones y recomendaciones para prevenir esta patología en menores de dos años.

En ese marco, la jefa de División Pediatría, doctora Andrea Weidmann, explicó: “Cuando hablamos de infecciones respiratorias podemos referirnos a las infecciones respiratorias agudas altas o bajas. Las altas son el resfrío, faringitis, laringitis; y las bajas, bronquiolitis y neumonía”.

“Las infecciones respiratorias afectan a los niños y también a los adultos pero hay un grupo etario que son los menores de dos años que son los de mayor riesgo, aunque también son de riesgo los menores de cinco años”, agregó.

“Los más chiquitos, los menores de un año, por la anatomía de su aparato respiratorio tienen más predisposición y además porque hasta los 3 años, su sistema inmunológico está madurando. Generalmente todos los niños se resfrían y tienen una propensión a hacer este tipo de patologías más banales”, explicó.

Asimismo, la profesional dijo que “en los menores de 6 meses lo que los protege es la lactancia materna exclusiva. Eso es indiscutido, y de hecho los niños con lactancia materna exclusiva se enferman menos que un niño que no está alimentado a pecho. Después hay que tener cuidado con las personas enfermas, evitar el contacto con estas personas o con los hermanitos que están enfermos. La higiene y la ventilación de los ambientes también es importante, siempre que uno va a levantar un bebé o que va a manipular todo lo concerniente a un bebé tiene que lavarse las manos. Sabemos que estas enfermedades se transmiten a través de la tos o la respiración por las gotitas de fluggë que eliminamos y también por el contacto de manos sucias, es decir las manos contaminadas con los virus”.

“Otra cosa que es fundamental es que donde hay niños el ambiente tiene que ser libre de humo. Se sabe que las partículas de humo permanecen en los muebles, en las cortinas, o sea que lo puede afectar al niño por más que hayan pasado horas de que se haya ido el fumador. Además es primordial que el niño tenga la vacunación completa, porque eso también lo previene, tiene que tener los controles de salud como corresponde por si se detecta otra patología que agravaría cualquier cuadro respiratorio”, aseveró.

“La mortalidad infantil por causas respiratorias tanto en la provincia como en el país está en descenso, pero sabemos que el aumento coincide con las épocas invernales, sobre todo la mortalidad infantil pos neonatal”, añadió.

Con respecto a la campaña que se lanzó esta semana, Weidmann señaló: “En esta ocasión vamos a trabajar en prevención y en tratamiento, sobre todo en atención primaria para trabajar con los niños cuando ingresan al primer nivel de atención, hacer el diagnóstico de la patología y el tratamiento para ver si así se pueden atender a los niños ahí sin necesidad de derivación”.

“El año pasado se han realizado las capacitaciones, la idea ahora es trabajar en cada centro de salud para conocer las necesidades y ver en qué hacemos hincapié. Hay que destacar que es muy importante el trabajo de enfermería porque puede ser la que pone en funcionamiento el flujograma y el tratamiento”, finalizó.

Loading Facebook Comments ...
Shares