Mundial Rusia 2018: las promociones ya disparan las ventas de televisores

6 de abril 2018

La gente empezó a llegar a los negocios, tentada por rebajas de hasta el 40% y cuotas sin interés. Lo más demandado, los pantallas smart de más de 43 pulgadas.

Un evento histórico que convoca la atención del mundo entero, y que despierta las pasiones más profundas, merece ser visto en una buena pantalla. Con esa excusa, cada cuatro años, millones de familias se deciden a dar el salto tecnológico y renovar su viejo televisor, haciendo un esfuerzo por comprar uno de última generación, más grande y de mejor imagen.

Para que con Rusia 2018 el ritual se repita, las principales cadenas lanzaron en los últimos días agresivas promociones, y la gente respondió. El pico de la compra mundialista de TV, dicen, ya comenzó, Y prevén que siga firme en los 68 días que faltan para el partido inaugural, con foco en las pantallas de más de 43 pulgadas y la más alta definición. Luego, advierten, todo dependerá de cómo le vaya a la Selección.

“En los años mundialistas, dos tercios de toda la demanda anual de televisores se concentran en los meses previos al evento. En nuestro caso el movimiento fuerte arrancó a mediados de febrero y con resultados por encima de los esperados. En el mercado se estima para este año un crecimiento del 15% en las ventas”, contó Alejandro Taszma, el director comercial de Frávega.

Si en mundiales pasados el mayor imán habían sido los planes de 24, 36 o hasta 50 cuotas sin interés, esta vez el foco de las oportunidades pasa por las rebajas sobre los precios de lista. En las últimas semanas, las principales tiendas de electrodomésticos y cadenas de supermercados lanzaron descuentos de hasta 35 o 40%.

Esto junto a promociones para pagar en un máximo de 12 o 18 cuotas sin interés, con ciertos plásticos y en general en fin de semana. Fuera de esas acciones puntuales, las cuotas tienen ahora un costo financiero.

Para este Mundial, en tanto, las 50 cuotas vuelven a ser una posibilidad para comprar televisores, pero sólo para clientes de los grandes bancos públicos, y con recargo. Por ejemplo, si se lleva un modelo de 50” a $ 18.000, los 50 pagos serán de $ 570 porque se calculan sobre un precio de $ 28.528, un 58% más alto que el de lista. Mientras que, al elegir 12 cuotas con interés, la suma puede hoy subir un 15%.

“En ventas, el mercado de televisores viene creciendo 8% frente a 2017 y se espera un crecimiento más exponencial en el primer semestre del 2018”, contó María Ximena de Sousa, gerente comercial de Garbarino, cadena que también lanzó fuertes rebajas. “Las ofertas -añadió- están enfocadas en las TV de más de 49 pulgadas y con mayor foco en las de tecnología 4K», las de ultra alta definición (UHD)”.

El 4K, que cuadruplica la definición del HD común y supera al Full HD, tendrá un gran impulso a nivel global con esta Copa del Mundo porque por primera vez los partidos se transmitirán en vivo en este nuevo estándar.

En Argentina, de todos modos, en los primeros dos meses de este año mundialista, el 45% de los televisores vendidos en las cadenas fueron HD común, otro 39,9% fueron Full HD y sólo un 13,6% fueron 4K, según datos de la consultora GfK a los que accedió Clarín. La proporción de los UHD es aún pequeña, pero se duplicó desde el año pasado y el sector espera que crezca fuerte en 2018 por impulso del Mundial.

“En este Mundial la pelea ya no será smart o no smart. Ahora el 80,4% de los que se venden tiene conexión a la red. La pelea será entre las tecnologías, con una creciente participación del 4K sobre el Full HD. Y esperamos que la gente apunte a más pulgadas”, opinó Gonzalo Pereyra, coordinador de Retail de GfK.

Según esa consultora, este año, por primera vez, las pantallas mayores a 39 pulgadas pasaron a representar más de la mitad de las compradas.

“Sólo en el primer semestre esperamos que se vendan 2 millones de televisores. Será más que en el mismo período del año anterior. Pero lo importante es que las unidades compradas serán de un mayor valor al habitual porque la gente, ante un evento de esta magnitud, trata de darse un gustito más y pide productos de mayor tamaño y mejor tecnología. Todos los segmentos suben un escalón. Y esta vez, la apuesta es que el salto sea hacia los televisiones UHD”, contó Federico Hellemeyer, director de la Asociación de Fábricas Argentinas de Electrónica (Afarte).

Para que eso pase, la gente deberá subir el gasto promedio registrado en febrero de este año año por GfK, de sólo $ 10.575. Sucede que los modelos 4K vienen con al menos 43 pulgadas y no bajan de $ 13.000, frente a $ 9.000 de los Full HD más económicos (de 39”) o los $ 5.500 de los HD más baratos (con 32”). Los 4K de 50” arrancan en $ 16.000, los de 55” parten de $ 19.000 y por un modelo de 65” se paga al menos $ 35.000.

Afirman que los precios bajaron, pero siguen entre los más altos de la región

Con la “temporada alta” de venta de televisores, resurge la protesta de muchos consumidores sobre los altos precios de la tecnología local en comparación con los que se hallan en otros países. Frente a eso, los fabricantes nacionales de electrónica insisten en que vienen trabajando fuerte para ser “más competitivos”. Afirman que, por eso, los valores “están bajando”. Y presentan pruebas.

Un relevamiento de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) concluyó que una canasta de 9 televisores de 32 a 43 pulgadas de las principales marcas se abarató un 8,85% en promedio, con casos de reducciones de hasta un 25,1%.

Según detallan, por ejemplo, un Smart TV Noblex de 43” pasó de $ 11.479 a $ 10.191, uno Philips de 32” fue de $ 6.163 a $ 5.366 y un BGH de ese tamaño bajó de $ 4.699 a $ 4.499. “Tienden a la baja y la diferencia con Chile se achicó”, afirmó Federico Hellemeyer, titular de Afarte.

En ese sentido, datos de la consultora GfK confirman que la brecha se redujo. Con datos del primer bimestre, el gasto promedio en televisores, medido en dólares, era 33% más bajo en Chile que acá el año pasado, y este año pasó al 25,8%. Aún así, con US$ 543 por equipo, los argentinos gastan más que los brasileños (US$529), los colombianos (US$ 429), los peruanos

Esta semana, por ejemplo, Clarín relevó que un Smart TV LG 4K de 55” que está a $ 35.000 en Argentina baja a $ 13.400 al cruzar la Cordillera y queda en $ 17.050 al pagar el impuesto aduanero. Un LED Sony de 60” que vale $ 43.000 acá se ve en Chile a $ 18.400, con un costo final de $ 24.600 en la Aduana. Y hay más casos. Si ya prácticamente no conviene traer notebooks, tablets y celulares de Chile, con muchas TV el atractivo aún perdura.

 

Fuente: Clarín

 

Loading Facebook Comments ...
Shares