Vecinos capitalinos le piden a Aranda que saque los boliches

8 de diciembre 2017

A través de una carta, los vecinos de la zona de Libertador entre Paula y Urquiza, aplaudieron la decisión del intendente de clausurar boliches que se encontraban en falta. Además quieren que los saquen para siempre.

Los vecinos de Capital están contentos porque el intendente Franco Aranda mandó inspectores a la zona de Avenida Libertador, entre Paula y  Urquiza, y éstos clausuraron dos boliches en falta.

Los propietarios de la zona le agradecieron al intendente por esta medida y le pidieron que «continúe en este sentido» pues quieren que el lugar quede nada más que reservado a locales gastronómicos y de indumentaria.

Quienes viven en ese tramo se quejan de que los boliches ocasionan suciedad, peleas, gritos y música fuerte hasta altas horas de la noche y quieren que Aranda evite que se sigan instalando ahí. Mirá la carta que le mandaron:

De nuestra consideración:
Los que suscriben infra, se dirigen a Ud., y por su digno intermedio a la sociedad en general a los fines de expresar nuestro beneplácito a la medida adoptada por el Señor Intendente de la Ciudad de san Juan, al disponer la clausura de boliches en la zona comprendida entre calles Urquiza y Paula Albarracín de Sarmiento, por avenida Libertador San Martín, lo instamos a seguir en ese sentido, ya que estamos convencidos que esta zona debe convertirse en zona residencial y gastronómica (resto bar, confiterías, etc.), con exclusión absoluta de boliches bailables, bailantes, etc.,, lo que  mejoraría y estimularía la actividad propuesta y la paz en la convivencia vecinal. Demás está decir que ya existen  en la zona una gran actividad gastronómica, que no pueden trabajar en debida forma. Por otro lado en el presente y con proyección de un futuro una gran inversión económica, que están viendo como su inversión está en riesgo, puesto que la familia sanjuanina tiene miedo y recelo en concurrir a estos establecimientos.
Hasta que el Señor Intendente Aranda tomo la decisión de clausurar dichos establecimientos, estos ponían en riesgo la salud (alto grado de contaminación sonora, derivada de la música alta, equipos de música en los automóviles, escapes de combustión adaptados para incrementar en sonido, estacionamiento en doble y hasta triple fila, más aun cuando ello se produce en altas horas de la noche en los que incluso esta contaminación sonora -por el silencio de la noche- hace que se intensifique estas molestias, etc.).
Ya la legislación de faltas de la provincia contienen normas que sancionan la conducta que describimos y cuya aplicación solicitamos se realice.
Es de público conocimiento el infernal vociferío y el vulgar vocabulario de los jóvenes que allí se encuentra, en especial de jueves a domingos acoso verbales a las mujeres, insultos sin justificación alguna a los mayores, riñas callejeras, consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, el hecho de usar veredas e ingresos a nuestros domicilios como sanitarios para, vómitos, etc.   
También los disturbios que realizan al estar intoxicados con alcohol u otras sustancias, se enfrentan entre ellos en riñas e incluso a tiros con la Policía, también se ha tomado conocimientos de lesiones graves en el interior y exterior de esos establecimientos, incluso muertes.
 Por ello felicitamos al Sr. Intendente Aranda en su decisión lo instamos a seguir trabajando en tal sentido, incluso lo invitamos para que el día que prefiera nos acompañe (de jueves a domingos en horarios de 00.00 a 05.00 horas) a los fines de que corrobore lo que denunciamos. 
Señor Intendente, al igual que nosotros, Ud. Tiene familia y comprenderá que no podemos seguir encerrándonos en nuestras casas, no solo por el temor e inseguridad que padecemos, sino también para huir, en cierta forma, de ese calvario que es tener que soportar la realidad que denunciamos. En otros términos, Señor Intendente, nosotros no disfrutamos los fines de semana y vísperas de feriados, sufrimos las consecuencias de esos inadaptados.
 Esta realidad descripta afecta no solo a quienes vivimos o tenemos un comercio gastronómico en Avenida Libertador, sino hasta cuatro o cinco cuadras hacia los cuatro puntos cardinales.
 Por ello le pedimos instruya al Honorable Concejo Deliberante, y al igual que el departamento de Rivadavia, a sancionar una Ordenanza Municipal, que contemple ésta realidad y determine a la zona comprendida entre calles Urquiza y Paula de Sarmiento, por avenida Libertador San Martín, como zona Residencial y Comercial (resto bar, confiterías, etc.), lo que mejoraría y estimularía la actividad comercial propuesta, excluyendo definitivamente la actividad de boliches, pub, bailantes, etc.
 De accederse a lo solicitado el Municipio, contemplaría en el corto plazo el auge comercial que surgirá en la zona y tranquilidad y seguridad de nuestros vecinos, al ser integrada como zona residencial.
 Sin otro particular y a la espera de que merezca tratamiento y se sancione definitivamente, por vuestra parte aprovechamos la oportunidad para saludarlos atte.
(Foto: Gentileza diario Tiempo de San Juan)

Loading Facebook Comments ...
Shares