Escándalo con viviendas en Caucete: Gil daría marcha atrás con el proyecto

6 de diciembre 2017

Hay gran expectativa por la conferencia de prensa que brindará el intendente Julián Gil este mediodía. La concejal Romina Rosas, explicó que "si el proyecto está presentado como corresponde, nosotros acompañaremos, pero ahora es una irregularidad muy grave".

El escándalo por las 300 viviendas sociales que quiere construir Julián Gil en Caucete, sin la firma de un arquitecto y con planos diseñados por él mismo, está dando que hablar en la provincia. Luego de que en el día de ayer, el jefe comunal saliera a decir que «está capacitado para hacer planos porque es técnico en Explosivos y Voladuras», las críticas le llovieron.

Tanta repercusión causó que, este miércoles, dará una conferencia de prensa a las 11 donde aseguran que dará marcha atrás con la ordenanza que ya fue aprobada y la presentará de vuelta. Así lo aseguró a Diario Las Comunas, Romina Rosas, la concejal de FPV que se opuso al proyecto de Gil cuando descubrió que estaba avalado por un arquitecto trucho que no podía firmar los planos.

«Esto es una irregularidad gravísima.  Más allá del tema de viviendas hay un incumplimiento de él como funcionario público. Vamos a esperar a ver qué anuncia en la conferencia de hoy pero nos han dicho que daría marcha atrás y lo presentaría de nuevo», dijo Rosas.

El barrio de las 300 casas que presentó Gil no estaba diseñado por un arquitecto, sino por él mismo, y su título universitario no lo habilita para hacer ese tipo de obras. Además, en la sesión del concejo donde su bloque oficialista aprobó la construcción del barrio, el intendente se presentó con un joven que decía ser arquitecto, aunque luego se probó que todavía no estaba recibido y no tenía la facultad para aprobar planos.

«Si él deroga esa ordenanza y presenta un proyecto nuevo y bien, lo vamos a trasladar a comisiones para que se estudie porque queremos que las viviendas se hagan», comentó Rosas.

La concejal, además dijo que entre las tantas irregularidades del proyecto «no estaba delimitado el espacio que se iba a utilizar para las viviendas y donde él las quiere hacer hay en el medio canchas de fútbol un predio donde se hace la Fiesta de la Uva y el Vino», aseguró. Por eso, para el nuevo proyecto, le pidieron a Gil que estuviera bien delimitada la porción de tierra donde se construirían las viviendas.

Rosas admitió que, si bien ahora «lo que importa son las viviendas», no descarta hacer las denuncias correspondientes en la Justicia por el accionar de Julián Gil.

Loading Facebook Comments ...
Shares