Una disputa gremial por los trabajadores de una distribuidora, a la Justicia

29 de noviembre 2017

El Centro Empleados de Comercio, el Gremio de los Cerveceros y el de los Camioneros están en un conflicto por los empleados de la Distribuidora Cabral. El conflicto será dirimido por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Gustavo García es secretario adjunto del Gremio de Cerveceros y hace meses contó a Diario Las Comunas que están en medio de un conflicto para poder agremiar a los distribuidores de cerveza de Cabral.

Ahora al conflicto se le sumó un nuevo frente y es que el Centro Empleados de Comercio y el Gremio de Camioneros se disputan a los trabajadores de distribuidora Cabral.

«Este problema derivó en que tomáramos una medida de fuerza porque estamos convencidos que los trabajadores ahí deberían ser afiliados nuestros, en nuestro convenio pero están bajo el de Empleados de Comercio», contó García  a este diario.

Así las cosas, el conflicto derivó en una conciliación obligatoria en la Subsecretaría del Trabajo pero ahí tampoco pudieron ponerse de acuerdo.

«En esa reunión también intervino el gremio de Camioneros porque reclaman unos afiliados y pasamos a un cuarto intermedio de quince días pero tampoco pudimos ponernos de acuerdo. Desde la subsecretaría iban a elevar el expediente a Buenos Aires para que lo dictamine el Ministerio de Trabajo de la Nación», aseguró el gremialista.

Ahora, desde el gremio evalúan tomar nuevas medidas de fuerza porque aseguran que los trabajadores de esa distribuidora «no cobran en tiempo y forma, es angustiante y trabajan precarizados», sostuvo García.

Según García, el problema radica en que distribuidora Cabral se inscribió en la Subsecretaría de Trabajo en 2002 bajo el título de «rubros generales» porque vendían pañales, vino, café, entre ogras cosas, pero años después «el dueño empezó a vender cerveza y ahí se genera una distribuidora de cerveza», dijo García.

«Él los afilia al Centro Empleados de Comercio y vamos a reclamar que vayan a nuestro encuadramiento sindical por eso es la tirantez porque de Comercio tampoco quieren ceder a los trabajadores», explicó el cervecero.

«Un trabajador del CEC gana 18 mil pesos, mientras un cervecero gana 25 mil más los premios por eso les conviene estar bajo nuestro convenio pero el dueño tampoco los deja y han recibido amenazas», manifestó García.

La resolución de Nación aún no salió pero desde los Cerveceros, cuya sede está en Mendoza, aseguraron que continuarán con las medidas de fuerza hasta que el conflicto haya sido resuelto.

«Tenemos esperanza de que esto va a salir a favor nuestro», concluyó García.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares