El Gobierno de San Juan adquirió feromonas para combatir Lobesia botrana

17 de octubre 2017

Las fermonas están destinadas a los productores de uva cuyas fincas se encuentren en áreas cuarentenadas o en contingencia por Lobesia botrana.

Ya están disponibles las feromonas para el control de Lobesia Botrana, más conocida como «Polilla de la Vid», para aquellos productores de uva orgánica o de mesa de Sarmiento, 25 de Mayo y Carpintería.
Desde hoy, el Gobierno de San Juan pone a disposición de los productores de uva las feromonas para el control de la Polilla del Racimo, se les dará prioridad a los viticultores de las localidades mencionadas y a aquellos que estando bajo cuarentena o contingencia en cualquier departamento sean productores de uva en fresco u orgánica. 
Los insumos pueden retirarse en la Dirección de Sanidad Vegetal ubicada en Avenida Benavidez 8000 oeste, Rivadavia. Para la entrega, los agricultores inscriptos deberán presentarse con su constancia de RENSPA y la Declaración Jurada del INV en la Dirección de Sanidad Vegetal ubicada en Benavidez 8.000 Rivadavia.
Las feromonas son hormonas sintéticas que se utilizan en la Técnica de Confusión Sexual (TCS), que permite que no haya apareamiento, por ende, el insecto no deja descendencia, disminuyendo significativamente la plaga. Cabe resaltar, que el uso de feromonas es inocuo para la salud humana y animal y que la aplicación de este compuesto es obligatoria para todos los agricultores dedicados a la vid que se encuentren en áreas cuarentenadas o en contingencia.
Además, en el marco del plan operativo de controles fitosanitarios para combatir esta plaga, otro de los insumos suministrados por el Ministerio de Producción son los insecticidas para aquellas fincas o viveros que estén en área de contingencia o en cuarentena, de los departamentos Caucete,9 de Julio, Chimbas, Albardón, Capital, Ullúm, Pocito y Rawson.
Resulta necesario resaltar que el rol del productor es fundamental en el control de la polilla de la vid o Lobesia botrana ya que la plaga puede dispersarse por movimiento o tránsito de uva, de maquinaria usada para el cultivo de la vid sin desinsectar o de plantines y barbechos de vid. También se extiende a través de los residuos de poda, restos de frutas en las plantas, cajones o demás elementos que se utilicen en la cosecha y no sean lavados adecuadamente.
Para mayor información dirigirse a la Dirección de Sanidad Vegetal, Animal y Alimentos en Benavidez 8.000 oeste, Rivadavia. O, telefónicamente al  (0264) 4265224. 

Loading Facebook Comments ...
Shares