Los alumnos del Central en una «cruzada» para conquistar a los vecinos

3 de agosto 2017

El establecimiento educativo dependiente de la UNSJ quiere ampliar su escuela comprando un terreno lindero al colegio pero los vecinos del barrio residencial se oponen porque no quieren que los estudiantes "perturben" su tranquilidad. Ellos ya salieron a la calle para "conquistar" a los dueños de las propiedades.

El Consejo Superior de la UNSJ ya aprobó el presupuesto que irá destinado a la compra de un terreno detrás del  Colegio Central Universitario, ubicado en calle Ignacio de la Roza, para que este establecimiento amplíe sus instalaciones. Sin embargo, un grupo de vecinos del Barrio Residencial de la zona se oponen a la ampliación argumentando que los jóvenes perturbarán la tranquilidad del barrio.

Desde la escuela ya sacaron a los chicos a la calle para que toquen timbres y hablen con los vecinos. «Queremos cambiar esa imagen que tienen de los estudiantes», dijo Ester Sánchez, directora del Central, a Diario Las Comunas.

«Ellos, como vecinos, como es su lugar tienen sus justificaciones con respecto a que esté ahí una escuela pública, por todas las cosas que se dicen de los jóvenes», aseguró Sánchez.

Pero, lejos de entrar en un conflicto, desde el Central tomaron otra postura y ahora harán una movida para que los alumnos se acerquen a la comunidad, en algunos momentos durante el horario de clase.

«Le tienen miedo al joven porque tienen una mirada de joven problemático. Nosotros lo que queremos es que los alumnos hablen con ellos, que los conozcan y establezcan una relación para que se pierda esa distancia que hay», comentó Sánchez.

Para la directiva el objetivo es cumplir con uno de los principios de la UNESCO que es «aprender a vivir juntos» y por eso ya empezaron con la «cruzada» para conquistar vecinos.

Los propietarios de las casas del Barrio Residencial, por su parte, presentaron una nota al Consejo Superior de la UNSJ pidiendo que la ampliación del colegio no se haga pero desde la institución no pierden las esperanzas.

«Ahora hay dos cosas que nos frenan, por un lado es que los dueños del terreno acepten la propuesta económica que les hemos hecho y por otra parte que los vecinos también se acerquen a los chicos», dijo Sánchez.

Sobre los proyectos que podrían realizarse en el lugar, la directora no quiso dar detalles «hasta que no esté aprobada la compra del terreno», sin embargo, adelantó que son muchas las propuestas.

«Nosotros en algún momento alquilábamos un terreno en calle Córdoba donde teníamos una chacra y luego eso se vendió y no la tuvimos más, eso sería una linda posibilidad para que los chicos trabajen diferentes actividades», detalló Sánchez.

El presupuesto se aprobó en mayo en la UNSJ y hay expectativa sobre lo que pasará si no logran convencer a los vecinos.

«Nosotros hace poco hicimos una intervención en el Centro Cívico a donde los chicos fueron a leer poesía y mostraron literatura, cantaron, etc. Algo parecido queremos hacer ahora en el Barrio  Residencial», contó la directora. En esa ocasión la idea era que la gente conociera el trabajo que se hacía en la institución y ahora será acercar a los alumnos a la comunidad.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares