Por la situación del cementerio moverán la tumba de Robert Wilkinson

1 de agosto 2017

La Dirección de Patrimonio Cultural y Natural de la Provincia recorrió el cementerio municipal de San Martin e inspeccionó el deterioro de la tumba del destacado ingeniero impulsor de obras emblemáticas y acordó con autoridades reubicar los restos.

La Dirección de Patrimonio Cultural y Natural realizó una inspección en el lugar donde descansan los restos del Ing. Robert Wilkinson. Ante la situación del lugar mantuvo una reunión con los Administradores del cementerio y del área de la Secretaría de Cultura y de obras de la Municipalidad de San Martín, donde las partes se comprometieron a salvaguarda de los restos y la memoria del destacado ingeniero. En recorrido por el cementerio y como respuesta a la solicitud, las autoridades propusieron lugares donde se pueden trasladar los restos.

Los que motivo la gestión y puesta en conocimiento de la situación actual del mismo, fue una nota presentada ante la Autoridad de Aplicación de la ley de Patrimonio Cultural, es decir la Secretaría de Infraestructura y Patrimonio Turístico y Cultural de la Provincia, rubricada por el Arq. Carlos Campodónico.

Breve reseña obtenida por esta Dirección de Patrimonio y Junta de estudios Históricos.
Durante el gobierno del Gral. Godoy, las obras públicas se encabezan con la construcción de los ferrocarriles industriales. La legislatura acordó al poder ejecutivo el 11 de junio de 1907, autorización para conceder a los Ferrocarriles Industriales de Londres Limited el derecho de construir una red de ferrocarriles urbanos en Puyuta (Desamparados), Trinidad, Santa Lucía y santa Bárbara de trocha de 1, 68 metros para empalmar con la existente (..) el contrato respectivo fue firmado por el ministro de hacienda y obras públicas, doctor Alejandro Rodas y el ingeniero Roberto Wilkinson el 22 de abril de 1903, aprobado por el ejecutivo por decreto de la fecha. (Videla, Horacio, pág. 617-618). El avance del ferrocarril significó un aporte a la industria vitivinícola y a las conexiones de lo que sería el gran san Juan.
En 1908 el presidente del directorio del Ferrocarril Buenos Aires Pacífico Mr. James Goudge, otorgó en 1908 un poder general a su representante legal en argentina, ingeniero Roberto Alfredo Wilkinson, en virtud de un acuerdo del Consejo de Administración de la mencionada sociedad Anónima.
Wilkinson, era un inglés que se había establecido en la provincia de San Juan, algo después de 1900; cuando en 1911 se habilita el ramal Marquesado se coloca el nombre de Wilkinson a la estación del lugar, en honor a quien fuera el primer gerente que tuviera el ferrocarril Buenos Aires Pacifico ( Arrabal, Myriam. 2008. Pág. 59-61)
En cuanto a la referencia acerca de explotar las caleras en la Sierra de Pie de Palo, se hace referencia en el libro “Oro y Plata en San Juan” de Mabel Benavidez de Albar Díaz; acerca del primer técnico en interesarse por ese trabajo fue Charles Sowter, otro inglés en suelo sanjuanino quien se dedicó a la minería casi de forma casual, debido a la estrecha relación de amistad con el ingeniero Wilkinson; quien lo nombrara director de actividades mineras en las serranías de Pie de Palo, departamento San Martín.
Con todo ello podemos decir que el Ingeniero Wilkinson, siempre fue un gran colaborador para el desarrollo de la provincia pero ninguno de los autores consultado lo nombra como protagonista de los hechos enunciados en la nota de elevación presentada.

Loading Facebook Comments ...
Shares