Una vez más, quieren reflotar la producción del sulfato de aluminio

28 de julio 2017

Las experiencias anteriores habían quedado en la nada pero la semana pasada se firmó un convenio con el Servicio Geológico Minero Argentino y ya están trabajando en el departamento en la separación de metales pesados. Es un mineral que dejó de explotarse en Calingasta en los 90'.

La semana pasada el departamento de Calingasta firmó un convenio para llevar adelante un nuevo intento por explotar sulfato de aluminio y generar así fuentes de trabajo para la comuna.

En Casa de Gobierno, el intendente Jorge Castañeda, firmó un convenio con el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) y según comento a Las Comunas, ya se está trabajando en la separación de los metales pesados de este mineral. En 2009 ya se habían hecho otros intentos con otras entidades pero todos habían quedado en la nada. Ahora, Castañeda está decidido a generar trabajo con la explotación del sulfato calingastino.

«Tenemos que cumplir con los estándares que exige la Organización Mundial de la Salud para ver si luego de la separación los costos lo hacen rentable», aseguró Castañeda.

El jefe comunal está decidido a recuperar esta explotación que tuvo sus inicios durante la presidencia de Alfonsín y se hizo durante siete años. «Fue una industria floreciente durante seis o siete años y  le daba de comer a más de 400 familias en el departamento», aseguró el intendente.

El sulfato de aluminio era vendido, en esa época, a Aguas Argentinas que lo utilizaba en el proceso de aclaración del agua.

«Después por faltas de controles y connivencias entre los empresarios y gobernantes no se controló y se cayó el contrato porque llevaban tanques cargados con barro en lugar de sulfato de aluminio», se lamentó Castañeda.

Ahora, Aguas Argentinas, le compra este mineral, esencial en el proceso de clarificación, a Brasil. «Aguas Argentinas es el mayor consumidor y le compra un producto sintético a Brasil que no es sulfato de aluminio, tenemos que recuperar ese mercado», insistió Castañeda.

Una vez que desde SEGEMAR hayan separado los metales pesados, vendrá el análisis del mercado y los costos, aunque el jefe comunal tiene fe de que todo saldrá bien y en un año más la explotación del mineral podrá generar puestos de trabajo en el departamento. Pero hasta entonces no se sabe con exactitud qué volumen de sulfato de aluminio podría generar la comuna o la cantidad de trabajadores que se podrían incorporar a su explotación.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares