Las mujeres que ayudan a médicos y pacientes a sobrellevar el dolor de la tragedia

19 de mayo 2017

María Marta Cristante y Adriana Videla son psicólogas de Emergencia. Las profesionales están en los momentos más complicados. Trabajan en el Servicio de Urgencias del Hospital Rawson especializadas en Emergencias y Desastres. Conocé cómo es su trabajo.

María Marta Cristante es psicóloga y se especializa en Emergencias y Desastres,  trabaja en el Hospital Rawson, en el Servicio de Urgencias, y una de las profesionales encargadas de asistir a las víctimas y sus allegados en los momentos más difíciles. «La psicología de emergencia trabaja en momentos de mucha conmoción y en tres  aspectos distintos. Primero con la víctima, por ejemplo de un accidente vial,  segundo con los familiares o allegados y tercero con el personal que queda muy  shockeado con algunas situaciones», cuenta la profesional.

Tanto ella como su compañera, Adriana Videla, son las encargadas de intervenir en  situaciones que, de otro modo, podrían salirse de control, como lo son accidentes  viales, muertes de personas muy jóvenes que afectan al personal médico,  trasplantes y hasta intentos de suicidio.

«Hay situaciones que afectan mucho al personal. Nosotras por ejemplo recibimos  entre dos y tres intentos de suicidio por semana, de mayores de 18 años», relata la psicóloga a Diario Las Comunas.

La psicología en Emergencia y Desastres es una rama de la salud mental muy poco  difundida y María Marta se interesó en ella en el año 2003, durante las  inundaciones en Santa Fe.

«En el 2003 ocurren las inundaciones en Santa Fe y fue un simbronazo muy fuerte a  nivel nacional. Ahí se activó una dirección que ya existía que se llama DINESA,  que es la Dirección Nacional de Emergencia Sanitaria y ahí entré yo. En 2004 ya  nos pusimos las pilas en la provincia porque se destinaban recursos a este tema», comenta María Marta.

La psicóloga, además, forma parte de una Comisión del Programa Provincial de Salud  Mental desde 2008 pero según cuenta su último trabajo fue en el año 2015. Si bien el programa está vigente y reglamentado por ley desde el año 2010, según  la profesional «con esta nueva gestión perdimos visibilidad y ya no se invirtió  más tiempo o recursos en tareas de prevención, de capacitación, etc».

Cuando la comisión aún estaba en plena actividad, desarrollaron un Mapa de Riesgos  y Recursos de Salud Mental en el que, según Cristante «se invirtió mucho tiempo y  cuando se tenía que hacer el cierre en 2015 lo dejaron trunco», explica.

Las psicólogas son reconocidas afuera de la provincia pero cuando ocurrió la  Tragedia de Horcones, entre otras cosas, se enteraron tarde que las estuvieron  buscando y no pudieron dar con ellas porque nadie las puso al tanto.

«Cuando ocurrió este accidente donde hubo víctimas múltiples en la frontera con  Chile, después nos enteramos que la gente de Mendoza se había vuelto loca  buscándonos pero desde el Ministerio de Salud nunca nos pusieron al tanto, por eso  necesitamos más visibilidad», detalla Cristante.

En Urgencias, Cristante y Videla trabajan en emergencias y desastres pero en un  plano más micro, aunque igualmente complicado. «El personal del hospital también son seres humanos. Hay situaciones con muertes de gente muy joven, a veces nos toca atender al agredido y al agresor, al que  cometió el desastre, al que violó, mató, atropelló, al que hay que operar. Todas  esas cosas afectan al personal y eso también hay que trabajarlo», relata Cristante  sobre su trabajo día a día.

Antes del cambio de gestión, había conformada hasta una red provincial de  Emergencia y Desastres de la cual Cristante y Videla forman parte pero ya no está  activa. «No sé si es por desconocimiento o porque tal vez veníamos de muchos años  con otra gestión, pero nos gustaría  poder activarla nuevamente», dice.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares