Contrató 200 extras para participar en su boda, y terminó en la cárcel

8 de mayo 2017

Lo que se suponía era el día más feliz de sus vidas se convirtió en una pesadilla para una joven pareja en China, luego de que se revelara que el novio había contratado a 200 personas al azar para actuar como sus amigos y familiares en la boda.

Con el banquete en marcha y los padres de Wang sin aparecer por ninguna parte, la novia se convenció de que estaba mintiendo, así que llamó a la policía. Cuando llegaron y comenzaron a interrogar a los invitados del novio, algunos cedieron a la presión y admitieron que nunca lo había visto antes. Algunos eran estudiantes, otros dijeron que eran taxistas, pero todos tenían algo en común: habían sido contactados por Wang en la red social WeChat, quien les ofreció 80 yuanes (USD 12) para asistir a la boda como sus amigos y parientes. Algunos de ellos incluso sacaron sus teléfonos y mostraron a la policía los textos que habían intercambiado con Wang, como prueba.

Un canal de televisión local transmitió las entrevistas con los falsos invitados a la boda y la confusa novia, quien contó a la prensa que ella y Wang habían estado juntos durante tres años, pero que nunca sospechó que era capaz de tal engaño.

“Fue bueno conmigo, siempre pagaba las cuentas y atendía mis necesidades”, dijo la novia despechada. “Pero ahora que lo pienso, no teníamos amigos comunes, y los padres que conocí probablemente eran también contratados.”

El drama de la boda pronto se volvió viral en las redes sociales chinas y fue recogido por la BBC, quien mencionó que Wang había sido detenido después de la farsa, pero no ofreció ninguna explicación a lo sucedido. La contratación de 200 extras para asistir a una boda es bastante rara, pero al parecer no es un delito en ninguna parte del mundo.

La red de noticias china CGTN aclaró el asunto esta semana, cuando reveló que Wang fue detenido por fraude. Se le acusa de estafar por más de 1,1 millones de yuanes (USD 160.000) a la familia de la novia en el último par de años. En 2015, según los informes, Wang tomó prestados 400.000 yuanes para inversiones, y a principios de este año le pidió a su futura familia política otros 700.000 yuanes como dinero de la dote para comprarle un coche a su futura novia.

Luego de la farsa que montó en la boda, la novia y su familia finalmente se convencieron de que sólo se casaba con ella por dinero.

El drama de la boda pronto se volvió viral en las redes sociales chinas y fue recogido por la BBC, quien mencionó que Wang había sido detenido después de la farsa, pero no ofreció ninguna explicación a lo sucedido. La contratación de 200 extras para asistir a una boda es bastante rara, pero al parecer no es un delito en ninguna parte del mundo.

La red de noticias china CGTN aclaró el asunto esta semana, cuando reveló que Wang fue detenido por fraude. Se le acusa de estafar por más de 1,1 millones de yuanes (USD 160.000) a la familia de la novia en el último par de años. En 2015, según los informes, Wang tomó prestados 400.000 yuanes para inversiones, y a principios de este año le pidió a su futura familia política otros 700.000 yuanes como dinero de la dote para comprarle un coche a su futura novia. Luego de la farsa que montó en la boda, la novia y su familia finalmente se convencieron de que sólo se casaba con ella por dinero.

Fuente: www.periodismo.com

Loading Facebook Comments ...
Shares