Recapturaron al represor Jorge Olivera escondido en el baúl de un auto

31 de enero 2017

El condenado y prófugo ex militar se fugó hace cuatro años del Hospital Militar Central de Buenos Aires tras ser condenado por crímenes de lesa humanidad en San Juan. Se escondía en la casa de su mujer Marta Ravasi, en San Isidro.

Jorge Antonio Olivera, el represor condenado a prisión perpetua durante el primer mega juicio por crímenes de lesa humanidad en la última dictadura militar, fue recapturado.

Olivera fue hallado por efectivos de la Policía Federal que allanaron la casa de su mujer, Marta Ravasi, en San Isidro, Buenos Aires, con orden del juez federal Claudio Bonadío.

Según publicó TN, que dio la primicia, el fiscal Franco Picardi había ordenado intervenir los teléfonos del círculo íntimo de olivera y los mails. Así fue que lograron dar con el represor en la casa de su mujer, la psicóloga Ravasi que siempre negó haberlo ayudado a fugarse.

Cuando la Policía llegó a la casa de Ravasi, ésta negó que Olivera estuviera ahí pero de todos modos los uniformados revisaron la lujosa casa de San Isidro. Al ingresar, se dieron cuenta de que las camas estaban revueltas y sospecharon por eso siguieron buscando hasta dar con el ex militar escondido en el baúl de un auto en el garage.

Olivera estaba prófugo desde julio del 2013 cuando pidió un traslado junto a otro militar condenado, Gustavo de Marchi, al Hospital Militar de Palermo, Buenos Aires, para una revisión médica.

Allí, 21 días después de haber sido condenados, ambos se fugaron. De Marchi cayó el 5 de diciembre de 2015 y Olivera este lunes. Ambos serán trasladados a San Juan próximamente y pasarán sus días en el Penal de Chimbas.

 

Loading Facebook Comments ...
Shares