El “Difunto Miliquito”: el hallazgo que pudo rescatar su historia

23 de diciembre 2016

Un grupo de expedicionarios halló, metido dentro de una finca, un pequeño cajón, con un hueso, dos portavelas y flores que datan de hace vario tiempo atrás, restos de lo que quedó del “Miliquito”.

Un grupo de expedicionarios del Museo Regional de Caucete encontró restos de lo que quedó del «Miliquito» venerado en Caucete hasta hace algunos años.

La expedición estaba encabezada por el coordinador del museo, Víctor Hugo Becerra, Miriam Fonseca, su hija y Camilo Agüero un conocedor de la leyenda del «Difunto Miliquito».

En un pequeño cajón, adentro de una finca en calle Caseros, entre Paso de los Andes y Oviedo, encontraron un hueso, dos portavelas y flores que eran  lo que quedó del «Miliquito. La historia data del principios del siglo XX cuando se encontraron restos humanos de un hombre que tenía un uniforme muy antiguo y se supone era de un policía o soldado porque a su lado encontraron un sable y parte de la gorra.

Camilo Agüero recordaba la historia y contó que en ese lugar donde hallaron el cajón con más restos le habían construido a «Miliquito» su propio santuario que es una casa de adobe 4X4 donde los feligreses acudían para pedirle y agradecerle.

Becerra y Fonseca creen que el individuo al que veneraban se trata de un soldado Unitario del Ejército de San Juan que combatió a los Federales riojanos que invadieron la zona del Este de la provincia al mando del caudillo Vicente “El Chacho” Peñaloza y que fueron combatidos en la Batalla de Caucete, y sus dos combates.

Miriam Fonseca cree que el soldado habría salido a perseguir a algún federal que estaba huyendo del campamento base del Chacho Peñaloza (situado en la finca que se encuentra en frente de El Cortijo) y que al parecer fue herido o asesinado y nunca el ejército encontró su cuerpo, hasta que años después un lugareño si lo hizo comenzando así la leyenda del Miliquito.

miliquito2

¿Por qué se perdió esta historia?

Al parecer, luego del terremoto del 77, la casucha de adobe que contenía el cajón con el resto del soldado fue destruida y tiempo después se dejó de visitar el lugar, es por eso que el cajón no se encuentra en buen estado, paso muchas lluvias, calor y humedad incrustado en un árbol por alguien para que no se rompiera o algo parecido, hasta que fue hallado.

¿Que van a hacer con el hallazgo?

Por ahora se encuentra bajo custodia en el Museo de Caucete, para su preservación. Desde ese lugar tienen pensado rescatar varias historias que se perdieron el tiempo y aseguraron que quieren editar un libro con leyendas autóctonas del departamento.
(Fuente: Info Caucete)

Loading Facebook Comments ...
Shares