Harán un sitio web con contenidos de PISA para todos los estudiantes

14 de diciembre 2016

Después de la polémica por el entrenamiento para la prueba de sólo algunos alumnos. Lo aseguró en una entrevista con Clarín el ministro Bullrich. Son habilidades distintas a los contenidos clásicos.

La exclusión de la Argentina del ránking PISA sigue dando que hablar y pone bajo observación tanto al anterior gobierno como al actual, que debió manejar una inesperada situación con repercusión internacional. El ministro de Educación Esteban Bullrich recibió a Clarín y le dijo que se enteró de las irregularidades en abril; y que “no hubo ánimo de influir en los resultados”. Con respecto a la llamativa mejora de la Ciudad, afirmó que se debió en parte a un trabajo de “sensibilización” que hicieron con los chicos que dieron el examen y también que, por casualidad, PISA eligió a las escuelas con mejor nivel del distrito. En este contexto, anunció que harán un sitio web con los contenidos de PISA para que aprendan todos los estudiantes y no solo los seleccionados para la prueba.

– Falta una explicación concreta con respecto a que pasó en PISA. ¿cómo sabe usted que no hubo animosidad?

– Al tema lo investigamos como corresponde. Tomamos las muestras, vimos todo el papeleo, hablamos con PISA. Consultamos con expertos en muestreo y estadísticas, mandamos la información a dos organismos independientes. Coincideron que la muestra no es válida para compararla y no sirve en la tendencia.

«No encontramos motivos para una denuncia penal en el tema PISA. Fue simplemente incapacidad en el manejo de la muestra”

– Pero, ¿cómo saben que no quisieron modificar los resultados?

– Porque las escuelas que faltaban no tienen índices peores de repitencia, sobreedad… No es verdad lo que dijeron algunos especialistas de que tienen índices inferiores. No hubo búsqueda de influir en el resultado.

– ¿Cuáles fueron las escuelas que no se incluyeron?

No podemos dar esa información. Nuestros abogados entienden que si lo hacemos estaríamos violando la Ley de Educación, que no permite publicar resultados por escuela.

– ¿Se hará una investigación judicial?

– No encontramos motivos para una denuncia penal. Nuestra investigación, adminitrativa, se termina en el momento que el funcionario dejó de ser funcionario. Fue simplemente incapacidad en el manejo muestral.

«Fuimos a ver qué hacían los países que les va bien en PISA, y todos hacen la sensiblizacion. Aquí se hizo coordinadamente en todo el país”

– ¿Cómo se explica la enorme mejora de la Ciudad de Buenos Aires?

– Fuimos a ver qué hacían los países que les va bien en PISA, y todos hacen la sensiblizacion. Aquí se hizo coordinadamente en todo el país: fueron 15 días con los alumnos que participaron en PISA: trabajaron con preguntas de años anteriores liberadas por la OCDE. Hay que entender que las preguntas de PISA no son como las que se hacen habitualmente en la escuela: miden otro tipo de competencias . A todo esto se sumó que en la Ciudad las escuelas que se eligieron fueron mejores que las de 2012.

– ¿De casualidad?

– Si, porque lo elige PISA. Ademas, redujimos la desigualdad a pesar de que es la mas alta del mundo. Hubo dos objetivo ques nos planteamos entre 2012 y 2015: mejorar en la nota de PISA y reducir la desigualdad, y lo logramos. También redujimos la distancia entre las escuelas publicas y privadas a la mitad. Yo no festejo haber salido 38, queremos estar entre los 25 primeros en 2020.

«No vamos a oficializar títulos secundarios a quienes hayan aprobado 5° año sin los conocimientos que se requieren”

– Si los chicos que contestaron estaban “sensibilizados”, entonces la muestra no representa al resto.

– En eso coincido. Por eso vamos a lanzar un sitio de Internet de PISA como tiene Escocia e Irlanda. Lo lanzará el gobierno, para que todos tengan acceso a las preguntas y puedan trabajarlas. He hablado con PISA para avisarles, queremos hacerlo con la participación de todos. La idea es que estemos todos de acuerdo que el proceso cumple con todas las normas.

– Cambiando de tema: este año la inflación le ganó a los salarios. ¿Cómo se garantiza el inicio de clases?

– La negociación salarial es de las provincias, que fijan el aumento de acuerdo a cada realidad fiscal y costos locales. Cada una tiene su paritaria, y algunas ya empezaron. El ministerio nacional maneja el salario mínimo docente, que lo recibimos en $5600 y hoy está $9072. Y ahora debe estar por arriba del 20% del mínimo vital y móvil. Nosotros vamos a trabajar las condiciones laborales, el salario lo negociarán las provincias.

¿Qué cosas quisieron hacer y no pudieron en este primer año?

– En la mayoría de las provincias bajamos la conflictividad. Y cumplimos el calendario escolar. Pero hubiera querido que no haya ningún conflicto docente. Y hubo mucha conflictividad en provincias como Tierra del Fuego, Santa Cruz, o Neuquén.

– ¿Van a hacer algo para evitar que se repita?

– No vamos a oficializar títulos secundarios a quienes no hayan aprobado 5° año con los conocimientos que se requiere. Porque mentirle a un joven que se recibió sin tener esos conocimientos es un fraude. Queremos que haya un debate: que decidamos si el derecho a huelga puede avasallar el derecho a la educación.

“La denuncia de Marijuán deja al sistema universitario en jaque”

Aunque se ocupa de la formación de todos los argentinos, el ministro de Educación no tiene colegios a cargo. Es una herencia de los noventa, que trasladó la gestión escolar a las provincias. Lo que sí quedó es el manejo de las universidades, un terreno siempre atravesado por la política.

– El fiscal Marijuán denunció a 52 universidades por manejos poco claros en la era K. ¿cuál es su reflexión, qué tiene para aportar?

– Creo que la denuncia tan genérica mezcla la paja y el trigo, pone un manto de sospecha a todos y deja al sistema en jaque. Hay que separar los que hicieron las cosas bien de los que hicieron las cosas mal, no son todo lo mismo. Le pido celeridad. Se venía avanzando con situaciones puntuales como el manejo arbitrario de fondos para producciones audiovisuales.

– ¿Tomaron alguna determinación con las llamadas universidades K?.

Para nosotros no hay universidades K: hay universidades. No hacemos distinción. Pero pedimos reciprocidad, que las universidades devuelvan y entreguen valor a la sociedad lo antes posible.

– ¿Por qué no se pudo llegar a un acuerdo en el reparto del presupuesto entre las universidades?

– Nosotros trabajamos en el acuerdo. Pero los diputados lo rompieron. No puede ser que unos reciban más plata porque son amigos de un diputado o un senador. Muchos han usado las universidades en los últimos años. Pero se terminó. Basta de ver a la educación como herramienta de la política.

 

Clarín

Loading Facebook Comments ...
Shares