Llega a la boda de unos amigos, pero termina casándose ella

5 de diciembre 2016

Gustavo Ortíz, fotógrafo de Clarín, le dio la sorpresa de su vida a su novia Mercedes, con la que se habían casado por lo civil en 2003.

Gustavo Ortíz, fotógrafo de Clarín, le dio la sorpresa de su vida a su novia Mercedes, con la que se habían casado por lo civil en 2003, pero con la que deseaba celebrar su enlace en una ceremonia religiosa. Los familiares y amigos de la pareja ayudaron al novio llevar a cabo la idea que planeaba desde hacía cinco años, de tal forma que su mujer creyó que iba a la boda de unos amigos cuando entró en la Basílica Sagrado Corazón de Barracas en Buenos Aires. Sin embargo, nada más entrar en el templo lo entendió todo y se echó a llorar de felicidad.

Loading Facebook Comments ...
Shares