Más de la mitad de las empresas asegura que no podrá pagar el bono

31 de octubre 2016

Solo un poco menos de un tercio de las empresas Pymes manifiestan una probabilidad de pago efectivo del bono de fin de año; un 16% lo cree muy probable, mientras que el 15% lo considera bastante probable. En las empresas grandes el 44% dice que puede llegar a pagarlo.

Así las cosas , más de la mitad de las empresas, cualquiera sea su tamaño ,asegura que no podrá pagar el bono.

Y las razones varían, según se trata de una pyme o una empresa grande. Entre las primeras, aducen la fuerte caída de la actividad en el 75% de los casos. Entre las de mayor tamaño argumentan que el bono está implícito en los acuerdos salariales que ya otorgaron.

Los datos surgen de una encuesta de Sel consultores sobre la base de 680 entrevistas efectivas a gerentes y responsables de empresas. Sel realiza mensualmente encuestas sobre aspectos laborales a las empresas. Aquí, los datos sobresalientes: Entre los que manifiestan que no creen probable pagarlo, la caída en el nivel de actividad es el principal impedimento del pago del bono para las pymes. En este caso tres de cada cuatro firmas lo argumentan como motivo.

Entre las grandes compañías los argumentos se dividen. La mitad habla de una caída en la actividad y otro tanto considera que ya dio los ajustes salariales para compensar el impacto de la inflación anual.

Cuando se indaga sobre el monto que podrían pagar, el monto promedio alcanza los $1.000 en el caso de las pymes. La cifra es la mitad de lo que propone el Gobierno.

En el caso de las empresas grandes el bono llegaría a $2.000, en línea con la pauta oficial.

En ambos tamaños de empresas aseguran que en caso de pagar el bono, el beneficio alcanzaría a la mayoría de su plantel.

Aunque en algunos casos prefieren limitar el alcance del bono a las categorías con ingresos más bajos o sindicalizadas.

La encuesta también indagó acerca de qué pasó con sus planteles. Y saltó que durante este año hubo un fuerte recorte.

El 31% de las pymes declaró que su cantidad de empleados disminuyó este año, en contraposición sólo un 14% mencionó aumentos; arrojando un diferencia neta negativa de -17 puntos.

Entre las grandes la incidencia de los recortes se mantiene, llegando a igual proporción (31%).

Pero los nuevos puestos de trabajo en este caso fueron una realidad para el 21% de los consultados, lo que se traduce en una diferencia neta también negativa, pero de 10 puntos.

En conclusión, 1 de cada 3 compañías, cualquiera sea su tamaño redujo su cantidad de empleados este año.

Para los próximos tres meses, las expectativas de evolución de las dotaciones en las pymes siguen arrojando una diferencia neta negativa, consecuencia de que un 19% espera disminuciones y sólo un 12% aumentos (- 7 puntos).

En las grandes las expectativas cambian a signo positivo, ya que el 17% espera aumentos y el 14% disminuciones (+3 puntos).

 

 

Clarín

Loading Facebook Comments ...
Shares