Tomate: quieren planificar cómo suplir el déficit entre demanda y producción

27 de octubre 2016

Esta mañana, en el Salón Plata del Hotel Provincial se realizó la I Mesa Nacional de Tomate para Industria, el encuentro de todos los actores de esta cadena de valor en el que se pusieron en común y se le dio tratamiento a las diversas problemáticas que los afectan.

El encuentro contó con la presencia del señor gobernador, Sergio Uñac, del ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano y del secretario de Agregado de Valor de la Nación, Néstor Roluet, entre otras autoridades provinciales y nacionales.

La mesa del tomate está conformada por productores, industrias, viveristas, asociaciones de productores, organismos afines al sector, representantes de los gobiernos provinciales y nacional.

En esta oportunidad, la temática estuvo dirigida a analizar la situación del tomate, conocer la producción de tomate de industria en el país comparándola con la demanda y sobre esa base,  planificar cómo suplir el déficit que hay entre demanda y producción que lleva todos los años a importar pasta de tomate. El objetivo es fortalecer la cadena del tomate-industria para que el país alcance el autoabastecimiento.

En ese sentido, también se habló de la necesidad de financiación para la incorporación de tecnología por parte del productor, importación de productos derivados del tomate, financiación para capital de trabajo, y de la necesidad de ampliar la frontera agrícola, entre otros temas.

Situación del tomate parta industria

La  producción  de  tomates  con  destino  a industria  en  Argentina  en  la  temporada  2015-2016 alcanzó  a  405.000  t  en  7.900  ha  cultivadas.  Estas  cifras  significan  una  disminución  del  24,3%  en  la  producción  (unas  130.000 t  menos  que  el  año  pasado)  y  un  aumento  del  1,5%  en  la  superficie  cultivada  con  respecto  a  la  temporada  anterior,  siendo  el  rendimiento  nacional  de  51,2  t/ha  que significa un 25% inferior al del año pasado de 68,7 t/ha. Esta importante reducción de la producción y  rendimiento  se  debió  a  que  principalmente  en  Mendoza  y  Rio  Negro,  las  condiciones  climáticas  fueron  sumamente  adversas  para  el  cultivo,  con  abundantes  lluvias  en  todo  el  ciclo  del  cultivo  con  precipitaciones  cinco  veces  más  abundantes  de  lo  normal,  acompañadas  de  frecuentes  caídas  de  granizo. Afortunadamente, las alrededor de 1.800 ha cultivadas en San Juan tuvieron un clima normal y sin incidencia de lluvias en todo su ciclo de cultivo.

La   balanza   comercial   del   sector,   entre   exportaciones   e   importaciones   de   productos   industrializados con tomate, de enero a diciembre del 2015 según datos del INDEC, fue nuevamente deficitaria debido a que se exportaron 10.599 t  por un valor de 8,1 millones de dólares contra 6.570 t por valor de 6,8 millones de dólares en 2014, mientras que las importaciones sumaron un volumen de 23.750 t  por un valor de 28,2 millones contra 27.833 t por un valor de 31,209 millones de dólares en 2014.  Las  importaciones  en  2014  disminuyeron  en  volumen  un  8,5  %  y  en  valor  un  9  %.  Las  exportaciones  aumentaron  1,3  millones  en  2015.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares