Llega Tabaré y busca afianzar la nueva relación con Macri

24 de octubre 2016

Será con un asado en la Quinta de Olivos, "de amigos" según adelantó el Presidente, con una previa de reuniones entre ministros de ambos países, una charla a solas entre los jefes de Estado y la presentación de una declaración conjunta.

Si el contraste con la relación áspera durante el kirchnerismo ya había quedado de manifiesto en enero, en Colonia, el recibimiento que Mauricio Macri dará este lunes al mediodía a Tabaré Vázquez buscará reforzar esa impresión. Será con un asado en la Quinta de Olivos, «de amigos» según adelantó el Presidente, con una previa de reuniones entre ministros de ambos países, una charla a solas entre los jefes de Estado y la presentación de una declaración conjunta. Por encima de algunas diferencias, la coincidencia en difundir los resultados del monitoreo ambiental del río Uruguay y acuerdos en diferentes áreas funcionarán como muestras del cambio en las relaciones bilaterales.

En las formas y en buena parte de la agenda el encuentro será presentado como una continuidad de la visita de Macri a la estancia Anchorena, el 7 de enero, en su primera visita a un presidente luego de su asunción. «Querido amigo», le dedicó Tabaré Vázquez aquella vez, como para dejar atrás el recibimiento a Daniel Scioli antes de las elecciones. «Será una devolución del gesto, un asado lo más informal posible más allá de tratarse de dos jefes de Estado», contó un funcionario a cargo de los preparativos.

Algún ruido podrá escucharse sobre el preacuerdo de Uruguay con China para firmar un Tratado de Libre Comercio en 2018. «Preferiría que lo hagan todos juntos desde el Mercosur», dijo Macri a medios uruguayos, aunque a la vez se mostró dispuesto a considerar una excepción a la resolución del Mercosur que impide a los socios avanzar en un acuerdo de ese tipo por fuera del bloque.

«Se evaluará. De una no puedo contestar pero voy a tener la mejor predisposición para ayudar a los hermanos uruguayos en las cosas que ellos piensen que son mejor para sus necesidades», matizó, y mencionó el permiso ya otorgado para el tratado con México. Una alta fuente del Gobierno descontó que será parte de la conversación en privado, y que el mandatario argentino también volverá a plantear su «preocupación por la situación en Venezuela», un tema del que Tabaré Vázquez tomó mayor distancia.

En el intento de confirmar que quedó superado el conflicto por la pastera UPM, ex Botnia, ambos presidentes expresarán la coincidencia en publicar los resultados del monitoreo del río. «Los dos están de acuerdo en que se difundan», ratificó ayer un funcionario clave en la relación, que evitó adelantar en qué momento se concretará el anuncio.

Los estudios comenzaron hace cinco años, pero las tensiones entre Cristina Kirchner y José Mujica postergaron la publicación. Macri había dado en agosto el aval a una nueva planta de celulosa a orillas del río Negro, aunque los residuos podrían derivar también al río Uruguay. Otra iniciativa será la creación de un laboratorio medioambiental binacional, para implementar un control conjunto de los cursos de agua comunes.

La jornada arrancará antes del mediodía con reuniones de trabajo entre ocho ministros de cada país, para avanzar en los temas que habían iniciado en enero: el acuerdo para acelerar la construcción de una planta regasificadora de gas licuado uruguayo, que llegaría a la Argentina por un gasoducto que se usaba en sentido inverso; licitaciones de dragados y modificaciones para abaratar costos de fletes en la hidrovía; el proyecto para construir un puente entre Zárate y Nueva Palmira, Colonia; convenios para agilizar trámites migratorios y el aumento de la conectividad aérea, entre otros.

El fútbol volverá a ser parte de la charla: Macri suele sacarlo para distender, aunque a su vez en este caso desde el Gobierno argentino adelantaron que Uruguay buscará insistir con el impulso a una candidatura en conjunto para el Mundial 2030, a 100 años del primero organizado por Uruguay. Esa idea también había sido anunciada en enero. Macri llegó a aquel encuentro con el decreto firmado para levantar la prohibición al trasbordo de mercaderías en Montevideo, lo que generaba un fuerte rechazo y era considerado una suerte de bloqueo a ese puerto.

 

 

Clarín

Loading Facebook Comments ...
Shares