Inauguraron el primer monumento al cura Brochero en Buenos Aires

24 de octubre 2016

Se trata de la obra más grande en la provincia de Buenos Aires y una de las mayores en el país que recuerda al sacerdote José Gabriel del Rosario Brochero, que fue canonizado el domingo pasado por el Papa Francisco. La figura de metal fue emplazada en Hurlingham.

La figura de metal de 8 metros de altura fue emplazada en la localidad de Hurlingham. La escultura la hizo el reconocido artista plástico Alejandro Marmo.

Las dos figuras de hierro del cura esculpidas por Marmo están montadas sobre una pared de ladrillos que fueron pintados a mano por distintas instituciones comunitarias de Hurlingham, lo que le dio un carácter participativo al montaje del mural.

El intendente de la localidad bonaerense de Hurlingham, Juan Zabaleta, inauguró el primer monumento de la provincia de Buenos Aires en homenaje al cura Brochero, «un santo que puede ayudarnos a los argentinos a unirnos a pesar de las diferencias», dijo el funcionario.

Cientos de personas de varias provincias participaron de la inauguración, además de autoridades, funcionarios y vecinos, de la figura construida en metal emplazada en Avenida Vergara al 4500.

«Brochero es nuestro santo. Esperamos que el monumento, que se instaló en una zona muy transitada y al alcance de toda la comunidad, sirva para rezar mucho y para pedirle que nos ayude a los argentinos a encontrarnos y unirnos a pesar de nuestras diferencias», apuntó Zabaleta.

El intendente dijo estar «muy contento de que el santo forme parte de la vida de los vecinos» y recordó que la obra fue realizada por el artista Alejandro Marmo, quien ya había sido elegido por el papa Francisco para desarrollar obras vinculadas a la Iglesia Católica.

En una emotiva ceremonia en la Plaza San Pedro del Vaticano, de la que participaron casi 2000 fieles llegados de Argentina, el papa Francisco declaró el pasado 16 de octubre oficialmente santo al «cura gaucho» José Gabriel Brochero (1840-1914), el primero nacido y muerto en el país.

Sobre su trabajo en Hurlingham Alejandro Marmo expresó: «Siento agradecimiento porque el intendente me dé la posibilidad de desarrollar mi actividad en un territorio que crece todos los días. También siento que es una construcción de esperanza poner una obra en un espacio público en el conurbano bonaerense».

Y añadió: «El fin en sí mismo encierra la unión de mucha diversidad de diferentes sectores que han participado. Lo que resalto en esta obra no es mi trabajo particularmente sino el trabajo de todos los vecinos de Hurlingham y que la municipalidad ha logrado componer ese tejido social que hoy en día está dañado. Esta iniciativa de la gestión de Juan facilita el diálogo entre los vecinos y construye ciudadanía».

Alejandro Marmo es además el autor de las figuras de Eva Perón que se encuentran en el edificio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de las efigies en homenaje al padre Carlos Mugica y Arturo Jauretche en la Avenida 9 de Julio y de la Virgen de Luján emplazada en los Jardines del Vaticano.

En el marco de la inauguración de la obra, que se encuentra en la rotonda de Km. 18, el Municipio llevó adelante un festival familiar que contó con una feria de microemprendedores y espectáculos de música y danzas a cargo de artistas locales.

En el acto también estuvieron presentes Diego Brochero, sobrino nieto del cura y vecino de Hurlingham; el padre Rodrigo Durini, decano del partido, junto a otros sacerdotes de la localidad; y miembros y representantes de distintas organizaciones comunitarias de Córdoba y de toda la región.

 

 

Fuente: El Día, Hurlingham al día e Infoban

Loading Facebook Comments ...
Shares