Teatro del Bicentenario: San Juan abre el Telón

21 de octubre 2016

La provincia tiene ahora el segundo teatro más importante del país, después del Colón. En esta nota los detalles del espectáculo inaugural, las características que hacen única esta nueva joya sanjuanina, lo que se viene y un poco de historia sobre el hecho que marcará un antes y un después en la vida cultural sanjuanina.

¿Qué veremos en la apertura?

El Teatro del Bicentenario se inaugurará con la presentación de la obra «Carmina Burana», interpretada por el elenco europeo La Fura dels Baus. La Fura dels Baus es una compañía catalana, dirigida por Carlus Padrissa, que representa excentricidad, innovación, adaptación, ritmo, evolución y transgresión. Esa esencia llevó a la compañía a ser pionera en reconceptualizar el espacio y el público.

La apertura está prevista para las 21, tras los discursos formales y el corte de cintas, habrá una puesta en escena al aire libre, en la Plaza del Bicentenario sobre calle Ignacio de la Roza entre España y Las Heras. El espectáculo incluye una marioneta cósmica de 10 metros de altura, el despliegue de 3 murgas locales; los Fraternales del Oeste, los Románticos de Desamparados y los Infernales de Güemes, un grupo de 60 tambores y el teatro aéreo con artistas que recorrerán más de 300 metros en tirolesa. Además habrá fuegos artificiales y otros espectáculos artísticos.

En el imponente frente del Teatro podrá verse el espectáculo que se presentará en la sala central. Carmina Burana, es un espectáculo que se desarrollará entre acrobacias de los solistas suspendidos en aire o sumergidos en una gran pecera, la vitalidad y la energía serán los ejes centrales de la obra. Habrá 86 músicos y un total de 140 coreutas y sus directores en el escenario. Además, 12 jóvenes sanjuaninas representarán a las solistinas de la Fura dels Baus. La Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan, bajo la dirección de Emmanuel Siffert, y los coros de la Universidad Católica, Universidad Nacional de San Juan, Coro Beruti y el Coro Villicum se integrarán al espectáculo en una adaptación especial de la obra para San Juan.

El espectáculo está basado en textos escritos en los siglos XII y XIII en una mezcla de varios idiomas le la época: latín popular y alemán medieval. Carl Orff, seleccionó 24 de estas canciones descubiertas en 1803 en el monasterio de Benediktbeuren. Comienza con un poderoso himno en honor a la diosa Fortuna, utilizando músicas que recuerdan a la Edad Media y al canto gregoriano. Después siguen canciones como La Primavera con sus campanas de regocijo, la canción del bebedor En la taberna o el lirismo de La corte del amor, acabando la obra nuevamente con la diosa Fortuna.

¿Porqué nuestro teatro será único en su tipo?

El Teatro del Bicentenario ocupa un predio de 44.100 metros cuadrados y su costo llegó a los 330 millones de pesos. La superficie cubierta es de 18.200 metros cuadrados y es un teatro lírico, que será el segundo en importancia en el país después del Teatro Colón de Buenos Aires.

La sala principal tiene forma de herradura y cuenta con 1.129 butacas españolas color bordó que desde cualquier lugar ofrecen una vista plena del escenario.

El escenario tiene casi las mismas proporciones que el del Teatro Colón y un plato giratorio de 16 metros que permitirá montar diferentes escenografías, con la ventaja de que el disco móvil se divide en una Y, lo que posibilita que en un mismo acto se presenten 3 escenografías distintas. Y este teatro es el único en el país que tiene el taller de escenografía ubicado justo detrás del escenario.

Los palcos, en dos pisos, tienen ondulaciones y están revestidos con paneles diseñados con una secuencia rítmica de entrantes y salientes.

El teatro lírico sanjuanino, tiene foso levadizo para la orquesta con capacidad para 100 músicos, con un sistema spiralift que permite este movimiento, traído desde Alemania, y permite la regulación al milímetro de esa plataforma.

El sonido fue diseñado especialmente por los mismos especialistas que tienen a cargo la acústica del Teatro Colón, Gustavo Basso y Rafael Sánchez Quintana, que hicieron mediciones con un programa especial de computación que mide y grafica el sonido en cada butaca y lo ajusta hasta optimizarlo.

En los palcos se colocaron sillas de madera maciza de guatambú, con la misma tela de las butacas y en el palco presidencial hay sillones especiales.

El teatro cuenta también con una sala secundaria con capacidad para 200 personas, también llamada sala multipropósito. Hay otro sector de salas de apoyatura, salas de danza, de música, los talleres y una sala mayor donde entra toda una orquesta sinfónica para ensayos, con resonadores colocados en las paredes, fabricados en Buenos Aires con aparatos de ultraprecisión.

También tendrá 8 aulas menores por nivel, para enseñar, ensayar, camarines, talleres de costura, de escenografía, iluminadas con luces de led.

Su revestimiento externo es de mármol travertino, el revestimiento de la sala principal es de latten, el piso es de madera de guatambú y las lámparas son italianas de diseño exclusivo.

Las paredes externas tienen un declive, como si fuera una pirámide azteca inclinada hacia adentro y la entrada principal es el Arco del Bicentenario, con poco más de 60 metros de luz, sin ningún apoyo.

Por el arco se ingresa al hall multipropósito, de 1.200 metros cuadrados, pensado para realizar todo tipo de exposiciones artísticas, con lámparas móviles, que pueden estar escondidas en el techo o bajar y tomar distintos ángulos para exposiciones de arte.

El edificio tiene en sus paredes de vidrio el sistema Curtain Wall de Doble Vidriado Hermético (DVH), que permite mejorar temperatura ambiente sin gastar tanto en refrigeración.

Finalmente en el foyer desembocan las dos escaleras imperiales que son las que llevan hacia los palcos, iluminadas por 4 arañas italianas de 2 metros de diámetro cada una.

En la sala principal, la escalera comunica el escenario con el público lo cual constituye otro detalle único de este teatro que no tienen los teatros líricos del mundo.

Otro de los detalles que lo ponen a la vanguardia de los edificios del mundo es su revestimiento óxido, se trata de un material denominado acero corten que es tendencia mundial en diseño y arquitectura, es un material que no requiere mantenimiento y que se mimetiza con el paisaje.

 Lo que se viene

Además de las cuatro funciones de Carmina Burana (la de este viernes 21, la del sábado 22 y las dos del domingo 23 cuyas entradas están todas agotadas) de este fin de semana ya hay un calendario con algunas fechas cubiertas para disfrutar de la nueva joyita sanjuanina.

Andrés Calamaro presenta su espectáculo acústico hecho especialmente para teatro, «Licencia para cantar”, el próximo 13 de noviembre.

El dúo de pop-rock  Ha Ash también trae su acústico y compartirá escenario con algunos artistas sanjuaninos. Las hermanas norteamericanas Hanna Nicole Perez Mosa y Ashley Grace Pérez Mosa se presentarán el próximo 12 de noviembre.

El 26 de noviembre subirá al escenario del Teatro del Bicentenario “El lago de los Cisnes” interpretado por la prestigiosa bailarina Paloma Herrera a quien acompañarán 36 jóvenes bailarinas sanjuaninas que quedaron seleccionadas en las audiciones que se hicieron en agosto pasado.

El bailarín Iñaqui Urlezaga estará con Serenade-Cantares-Raymonda con música de Tchaicovsky, Ravel y Glazunov el 13 y 14 de diciembre.

Pero además de estas presentaciones estelares también se incorporarán ciclos de cine y obras de teatro más pequeñas para aprovechar todas las salas del teatro. Por otra parte lo que también está previsto para difundir el teatro son las visitas guiadas totalmente gratuitas para que los sanjuaninos conozcan su teatro. Están previstas unas 6 visitas diarias de unos 45 minutos con grupos de 25 personas aproximadamente.

Cronología de la gran obra sanjuanina

5 de junio de 2007: El entonces presidente Néstor Kirchner, que encabezó junto al gobernador José Luis Gioja la inauguración del Centro Cívico, prometió colaborar para construir en San Juan el Teatro del Bicentenario.

5 de enero de 2011: Siendo presidenta, Cristina Fernández, se firma en Casa Rosada un convenio con el entonces gobernador sanjuanino José Luis Gioja para la construcción del Teatro del Bicentenario, con un costo de 280 millones de pesos. Ese año se llamó a licitación.

17 de julio de 2012: El gobernador Gioja firmó el contrato con la UTE integrada por las empresas Panedile, Perfil e ISB para construir el Teatro del Bicentenario en un plazo de 3 años.

30 de julio de 2014: El ministro de Turismo Dante Elizondo y el presidente del Mozarteum Argentino Filial San Juan, Eduardo Sabastano viajan a Austria para interiorizarse sobre el manejo de museos y teatros intercambiando experiencias y opiniones para aplicar en la administración del Teatro del Bicentenario.

24 de septiembre de 2014: El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, junto al gobernador Gioja y directivos de la empresa constructora recorrieron los avances de la obra del Teatro del Bicentenario y De Vido anunció que a través del Programa Igualdad Cultural se dotaría al teatro de tecnología para su interior.

12 de mayo de 2015: El Ministerio de Turismo y el Consejo Federal de Inversiones firman un convenio con representantes del Teatro San Carlo de Nápoles para asistencia artística, de formación y asesoramiento al Teatro del Bicentenario.

29 de julio de 2016: Etapa final, se comenzó con la cartelería externa, la forestación de los jardines y la puesta a punto del escenario principal para terminar con los trabajos del Teatro del Bicentenario.

Agosto de 2016: El Teatro del Bicentenario es un hecho, este mes se anuncia al director Eduardo Sabastano, la fecha de inauguración y el espectáculo central para la apertura.

Loading Facebook Comments ...
Shares