Violencia de género: Mendoza a la cabeza en las consultas

13 de octubre 2016

Según el último informe presentado por la línea 144, destinada a atender y brindar asesoramiento sobre casos de violencia de género, en agosto Mendoza quedó por debajo de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma, con un 10 por ciento de consultas hechas durante el mes.

El pasado agosto, la línea 144 recibió 231 llamados de toda la provincia. El primer trimestre registró un incremento del 253% con relación a igual período de 2015.

Sin embargo, el dato más llamativo resulta al sacar la tasa de consultas por habitante: teniendo en cuenta los llamados y la población femenina local, Mendoza queda primera, lejos, del resto de las provincias del país.

En agosto se hicieron 231 llamados desde distintos puntos de la provincia, es decir, ocho por día.

El número puede parecer menor, pero no lo es. Si se tiene en cuenta que en Mendoza viven (según los últimos registros del Indec) 970.292 mujeres, la tasa de incidencia deja un porcentaje de 23,8 llamados cada 100 mil habitantes, un número muy superior al resto del país ya que a esta cifra le sigue la Ciudad de Buenos Aires con una tasa del 15,4.

«Si a estos datos se los analiza desde el punto de vista preventivo, dejan un sabor positivo porque significa que se está perdiendo el miedo. Estas políticas han dado valor no sólo a las víctimas para denunciar sino también a sus familiares y vecinos, ya que cualquiera puede consultar al 144. Los casos de violencia siempre estuvieron pero ahora salen más a la luz», opinó un experto en violencia de género.

Últimas mediciones

Las números surgidos del primer trimestre de este año con respecto al mismo período de 2015 muestran un crecimiento abismal: en total se registraron 919 llamadas, lo que marcó un crecimiento del 253 por ciento. En el segundo trimestre, hubo una baja del 30 por ciento de llamadas (comparado con 2015) pero la cifra no fue para nada menor: se hicieron 653 llamadas y Mendoza quedó segunda -como el trimestre anterior- detrás de Capital Federal.

Teniendo en cuenta estos números, los informes presentados por la línea 144 no son para nada favorables para Mendoza. Los últimos informes dejan a la provincia en un lamentable tercer puesto a nivel nacional.

Tipos de consultas

A la línea llegan todo tipo de dudas: desde las que hacen conocidos o familiares de las víctimas hasta las mismas personas que están enfrentando situaciones «aparentes» de violencia. Aparentes porque muchos de los casos son para pedir información sobre qué es ser víctima de violencia de género.

Un dato preocupante también es la cantidad de llamadas que se realizan por segunda vez en el marco de una misma situación.

La mayoría de las denuncias (hay que aclarar que no son judiciales sino de asesoramiento) se realizan los días de semana, siendo el lunes el que va a la cabeza. Aunque la línea atiende las 24 horas, la mayor cantidad de consultas se hacen por la mañana y por la tarde, «cuando la víctima no está con su agresor porque, por ejemplo, éste ha salido a trabajar».

El fin de semana, en agosto pasado, las llamadas bajaron abruptamente. «Esto es porque la víctima pasa ese tiempo por lo general con su agresor y después, cuando puede liberarse, llama para consultar», dice un experto.

A la cabeza de las denuncias está la llamada violencia psicológica, la que concentra casi un 97 por ciento. Según establece la ley nacional de violencia de género, este tipo de violencia es aquella que causa daño emocional o disminución del autoestima, perjudica el desarrollo personal, degrada y controla sus acciones, comportamientos, decisiones mediante amenazas, coacciones, hostigamientos, restricciones, manipulaciones y hasta aislamiento. Incluye también la vigilancia, la exigencia de obediencia y el hacer sentir al otro culpable; la persecución, el insulto, el abandono, el chantaje, la ridiculización y hasta la restricción de circulación.

Le sigue la violencia física con un 72 por ciento (hay que tener en cuenta que los porcentajes superan el 100 por ciento ya que en muchas de las intervenciones se da más de un tipo de violencia a la vez).

La mayoría de las intervenciones se hace directamente con la víctima pero también llaman para pedir asesoramiento familiares y allegados. Otro dato importante es que en el 78 por ciento de los casos relevados hay niños involucrados en esa situación de violencia.

144, el número de la ayuda

La línea 144 no tiene por fin recibir la denuncia de urgencias ya que no remplaza en ningún caso al 911 pero sí brinda » información, orientación, asesoramiento y contención para las mujeres en situación de violencia de todo el país, los 365 días del año, las 24 horas, de manera gratuita».

«Cuando la víctima está mínimamente fortalecida, informada y contenida, puede ser capaz de dar el primer paso y recorrer el camino para salir de la violencia. Recuperar una vida sin violencia es posible. Debemos ser conscientes de que no es un camino fácil», plasman en su página web los administradores de la línea 144.

 

Los Andes

Loading Facebook Comments ...
Shares