En el Centro de Salud van a preguntarte si sos originario

13 de octubre 2016

De eso se trata la “variable étnica” que fue objeto de una serie de capacitaciones a cargo de la Unidad de Salud Indígena del Ministerio de Salud Pública para sensibilizar e implementar en los registros de Salud esa variable. En San Juan hay 7962 descendientes de Huarpes y Diaguitas.

La Unidad de Salud Indígena del Ministerio de Salud Pública, coordinado por la Lic. Marisa Muratore realizó la primera semana de octubre, una serie de talleres de capacitación y sensibilización acerca de “variable étnica”. Estuvo destinado a los profesionales médicos y en especial al personal de admisión de los distintos hospitales y centros de salud, puesto que ellos son los primeros en recibir a los pacientes cada vez que estos concurren a los centros asistenciales.

Del encuentro también participaron referentes nacionales de CUS – SUMAR, Proyecto FESP y el recientemente creado Programa de Salud para Pueblos Indígenas. El desafío es poder implementar en los registros la “variable étnica” que no es más que preguntarle al paciente si pertenece a alguna comunidad originaria. Es decir si se auto reconoce como originario. De acuerdo a los datos suministrados por el último censo en la provincia existen 2700 hogares con 7962 personas que se auto reconocen como descendientes de pueblos originarios Huarpes y Diaguitas. La mayoría se considera parte de una de las 16 comunidades indígenas ubicadas en los departamentos 25 de Mayo, Rawson, Valle Fértil y Sarmiento.

Desde hace un tiempo este ministerio trabaja conjuntamente con las comunidades y ha participado en varias actividades, la más cercana fue la celebración de la “pachamama o madre tierra”, realizada en el distrito Cieneguita, en el dpto. Sarmiento. Este evento fue organizado por un agente sanitario, que pertenece a la comunidad Huarpe y que trabaja junto a ellos, “es muy importante que los agentes sanitarios ejerzan sus funciones dentro de las comunidades, es una manera no solamente de integrar sino que también conocen a sus pares, saben de sus necesidades en donde viven, etc”, recalcó un participante de la capacitación.

El auto-reconocimiento es un recurso que es útil para lograr sus derechos y es una obligación ineludible del Estado, constituye una herramienta técnica que permite visibilizar las condiciones de vida e inequidades entre distintos grupos, permitiendo el diseño de políticas públicas.

Entre algunas de las acciones planificadas por la Unidad de Salud Indígena de la provincia se tiene previsto la distribución de afiches y volantes para los hospitales y centros de salud de la provincia, que fueron presentadas oportunamente en el taller, cuyo diseño fue consultado y consensuado con todas las comunidades en diversos encuentros realizados.

Loading Facebook Comments ...
Shares