El intendente misionero que mató manejando borracho, a un paso del juicio

12 de octubre 2016

La Cámara de Apelaciones rechazó una presentación de la defensa, y dejó al ex funcionario de una localidad misionera a un paso del banquillo. Cristóbal Barboza chocó y mató a un remisero cuando conducía borracho una camioneta oficial.

El ex intendente de la localidad misionera de Arroyo del Medio, Cristóbal Barboza, quedó a un paso de sentarse en el banquillo de los acusados por el homicidio que cometió cuando conducía alcoholizado una camioneta oficial.

En los últimos días, la Cámara de Apelaciones de Posadas rechazó una presentación de los defensores, que se oponían a que el caso vaya a juicio por considerar que existían medidas de prueba pendientes de ejecución.

Los camaristas compartieron el criterio de la jueza de Instrucción Selva Raquel Zuetta, quien tramitó la investigación en tiempo récord, y consideraron concluido el trámite de primera instancia. Ahora, será un Tribunal de Posadas el que deba fijar la fecha del juicio oral, aunque Barboza podría eludirlo con sólo admitir su responsabilidad y ser condenado en un trámite abreviado.

El abogado defensor de Barboza, Walter Duarte, se quejó porque considera que el ex intendente “ya tiene sentencia antes del inicio del juicio, pero vamos a pelear con las armas que nos otorga el derecho”.

Barboza, que había iniciado en diciembre pasado su cuarto mandato, protagonizó el 19 de junio pasado un choque frontal cuando conducía una camioneta Toyota Hilux de la Municipalidad por la ruta nacional 14, rumbo a la ciudad de Leandro N. Alem.

Las pericias determinaron que la camioneta invadió el carril contrario, por donde circulaba el remisero Alberto Andersson, quien falleció en el acto a causa del brutal impacto.

Los policías que arribaron al lugar sometieron a Barboza a la prueba de alcoholemia y determinaron que conducía con 2,14 miligramos de alcohol en sangre, cuando el límite establecido es de 0,5.

Por el homicidio, el intendente estuvo preso poco más de un mes, hasta que logró cubrir la caución que le fijó la jueza Zuetta. Apenas retornó a su pueblo, Barboza presionó a los concejales del oficialismo y así logró que rechazaron el pedido de destitución que había impulsado la oposición.

Para frenar el creciente escándalo político, la Legislatura finalmente decidió intervenir el municipio y Barboza tuvo que abandonar su cargo.

Los familiares de Andersson iniciaron una millonaria demanda contra la Municipalidad de Arroyo del Medio y la compañía aseguradora, la cual se haría cargo del resarcimiento extrajudicial.

 

 

Clarín

Loading Facebook Comments ...
Shares