Entre música y vigilias, Roma se prepara para canonizar a Brochero

11 de octubre 2016

El Papa Francisco hará la ceremonia el domingo, a las 5.15 de nuestro país. Habrá celebraciones  desde el jueves. La canonización de Brochero será un día después del encuentro que el presidente Mauricio Macri tendrá con Bergoglio.

El tipo era algo malhablado, fumaba demasiado tabaco en chala y andaba en mula por los pagos de Traslasierras, en Córdoba, predicando cosas tales como “Mirá, hijo, lo jodido que está Jesucristo, saltados los dientes y chorreando sangre por ti que le sacas la oveja al vecino” o “la gracia de Dios es como la lluvia, que a todos moja”. José Gabriel del Rosario Brochero, el “cura gaucho”, el de las cosas nuestras, se convertirá en santo el domingo 16 de octubre. Será canonizado por Papa Francisco, para quien Brochero encarna la imagen del “pastor con olor a oveja” -ese cura que se mezcla entre sus fieles y los asiste espiritualmente-, en una ceremonia que comenzará en la Plaza San Pedro a las 10.15 (5.15 de la Argentina), antes del Angelus que el Papa reza todos los domingos.

La postulación de Brochero -el cordobés que nació en Santa Rosa del Río Primero el 16 de marzo de 1840 y se ordenó sacerdote a los 26 años- como santo es de 1967. El primer milagro para su beatificación fue aprobado en 2012 y en septiembre de 2013 fue beatificado. La Pontificia Congregación para las Causas de los Santos aprobó luego otro milagro atribuido al cura que murió el 26 de enero de 1914, pobre y leproso, y que, como le gusta decir a Bergoglio, “conocía todos los rincones de su parroquia”.

“Es un reconocimiento a un hombre que vivió hace muchos años pero que su vida y su obra siguen tan vigentes como entonces -dice monseñor Santiago Olivera, obispo de Cruz del Eje, la diócesis que impulsa la canonización de Brochero-. Ya entonces entendió nuestro tiempo. Trabajó por el progreso y la economía regional del lugar donde había nacido promoviendo el ferrocarril, para que la gente siempre tuviera trabajo. Que en el año del Bicentenario se lo canonice es un ejemplo de ciudadano.” Durante toda la semana habrá actividades brocherianas en Roma. El jueves 13 de octubre, a las 20, en la iglesia Santa Maria Addolorata habrá cantata brocheriana con la participación del coro latinoamericano de Roma. Al día siguiente, un encuentro para obispos y sacerdotes argentinos en el Pontificio Seminario Romano Maggiore. El sábado 15, horas antes de la ceremonia de canonización, se celebrará una misa y una vigilia de oración por el cura gaucho que se convertirá en santo.

Antes de Brochero hubo un santo argentino -Héctor Valdivielso-, un sacerdote que nació en nuestro país pero emigró de chiquito con sus padres a España, donde ejerció su pastoral. Brochero será el primer santo que nació, vivió, predicó y murió en la Argentina.

La canonización de Brochero será un día después del encuentro que el presidente Mauricio Macri tendrá con Bergoglio: se verán en el Vaticano y todo indicaría el encuentro apunta a terminar de limar rispideces entre el presidente y el Papa.

La embajada argentina ante la Santa Sede confirmó que Macri -quien viajará con su esposa, Juliana Awada, y con Antonia, la menor de sus hijos- participará en alguno de los eventos conmemorativos del futuro santo argentino aunque aun no se especificó en cuál.

“El cura Brochero decía: ‘El sacerdote que no tiene mucha lástima de los pecadores es medio sacerdote. Estos trapos benditos que llevo encima no son los que me hacen sacerdote; si no llevo en mi pecho la caridad, ni a cristiano llego’.” Así lo recuerda, cada vez que la ocasión se lo permite, Bergoglio, el papa que lo convertirá en santo.

 

Clarín

Loading Facebook Comments ...
Shares