Piedra libre para la creación en tres talleres de Rawson

5 de octubre 2016

Expresarse a través del arte sin pensar en los resultados es la consigna de los Talleres de Libre Expresión Infantil de Las Garzas, Cristo Pobre y Médano de Oro. Chicos de todas las edades crean sus títeres, actúan y hasta componen sus propias canciones. Comprobá   en esta nota que los niños y el arte se llevan muy bien.

Desde abril de este año funcionan en Rawson tres Talleres de Libre Expresión Infantil ubicados en los barrios Las Garzas y Cristo Pobre y en el CIC del Médano de Oro. Son dictados por el titiritero Mario Robledo en el marco de un programa provincial de Cultura que propicia la creación de Murgas Comunitarias. Sin embargo Mario quiso ir un poco más allá de la murga y apostó a un espacio de libertad creativa que los niños saben aprovechar muy bien.

“Aquí lo fundamental es que se expresen, a través de la música, del teatro, que se sientan libres y puedan explotar toda su creatividad. No se trata de buscar logros rimbombantes porque mientras menos presiones hay por el resultado mayor es el despliegue de creatividad y disfrute a través del arte”, cuenta Mario a Diario Las Comunas.

Y parece que el método funciona porque los chicos no sólo diseñan y elaboran sus propios títeres sino que hasta compusieron dos canciones con letra y música de ellos que van puliendo junto al profe Mario.

Tierra de Calas y Basta de Basura son los dos temas que tienen terminados y que interpretan entre todos. La primer canción se basa en las historias que se cuentan en el médano sobre las calas que se cultivan desde hace años en esa zona y son muy frecuentes. Mientras que la segunda es un claro ejemplo de que las nuevas generaciones están más comprometidas con el medioambiente al punto de que el planteo surge hasta en el taller de expresión y termina en canción.

“Yo siempre llevo algún instrumento, les muestro las estructuras básicas, elegimos las armonías de oído nomás y luego trabajamos con la letra” señala Mario que agrega además que “Jugamos en el pizarrón, todos sugieren algo y salen ideas impresionantes, es un proceso muy enriquecedor, relajado y lúdico”.

Si andan por la Feria del Libro y la Cultura, en Rawson, pueden buscar los talleres en la carpa de la Murgas Comunitarias y prepárense para fin de año porque, aunque el espíritu de los talleres no es el resultado sino el proceso, el municipio de Rawson ya vió potencial entre los jóvenes talleristas y pidió que se presente alguna obra, algo con los títeres y hasta sugirieron poner las canciones en un CD.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares