Una cara gigante casi nubló el cielo en El Bosque

3 de octubre 2016

Sorprendió su gran tamaño y que esa condición no le impidiera volar muy alto. La imagen de una cara sonriente permaneció arriba por mucho tiempo captando la atención de miles de personas que estaban en el lugar. Conocé de qué se trata.

Es el mega barrilete que remontó el capitalino Sergio Iriarte (49) por el cielo que cubre el Complejo San Expedito, enclavado en las cercanías del Cerro Pie de Palo, en la localidad de El Bosque, en la comuna Angaco. Junto a su familia, participó del 3º Festival Nacional de Volantines que congregó a unas 4.000 personas, y se llevó la copa de la categoría volantín más creativo.

El evento, organizado por la Municipalidad de Angaco, tuvo este año 836 cometas inscriptos y se premiaron cuatro categorías: el más creativo, el más patriota, el más hincha y el más alto.

Iriarte y su familia estuvieron todo el sábado construyendo la cometa de 4 x 2.5 metros que pesó unos 10 kilos y tenía una cola de 20 metros. Para remontarlo, tuvieron que aliviar el peso sacándole parte de la cola y de los flecos. El gerente de una fábrica de polietileno se llevó la única copa del Festival –el resto eran trofeos- y una bicicleta que fue el premio para todas las categorías.

“Es la primera vez que participamos y al volantín lo hicimos entre todos dibujándole una cara sonriente usando pintura para plásticos y caños de Pvc. Tuvimos que transportarlo en un tráiler de moto, tirado por una camioneta”, dijo a Diario Las Comunas la esposa, Nancy Lovuolo, directora durante 16 años en la escuela angaquera Juan José Paso, de nivel primario.

Los Iriarte llegaron al predio a las 13 horas y, tal como hicieron cientos de familias, disfrutaron el domingo con un cielo plagado de volantines. El destino del barrilete será, en primer lugar, una velada escolar donde se usará para ornamentarla. “Si bien es la primera vez que venimos a participar de este evento que hacen en Angaco, nosotros hicimos el primer campeonato nacional en el ’98, donde ahora está el Barrio Cesap, en Rivadavia”, recuerda la directora, madre de Martín (27), Facundo (12) y Nazarena (10). Todos ellos, y también su pequeña nieta, colaboraron para confeccionar la cometa.

El único angaquero

Urbano González (9) es el pequeño oriundo del departamento anfitrión que ganó en la categoría que premiaba el volantín de una hinchada futbolera. En esta categoría hubo empate con la rawsina María Torres y ambos recibieron trofeo y bici. El barrilete de Torres era lo opuesto al del Iriarte, es que era mini volantín.

Urbano cursa el segundo grado en la Escuela Juan Jufré y su barrilete tenía la figura de un sol con los colores de Boca Juniors, que confeccionó durante toda una noche acompañado de sus amigos. El menor de cinco hermanos, estaba convencido de que ganaba y dijo que ahora lo guardará de recuerdo.

“El año pasado participó con uno cuadrado, pero se le cortó la piola y no pudo competir”, indicó su mamá Sandra González. A Urbano le gusta remontar barriletes “porque siempre está en contacto con la naturaleza. Cría animales, tiene un caballo que se llama Pelusa, un conejo y pájaros”, dijo su madre.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares