En San Juan, muy pocas niñas se vacunaron para prevenir un cáncer

23 de septiembre 2016

La población a la que se apunta con la campaña de vacunación contra el HPV o cáncer de cuello de útero, suma unas 6.278 niñas en la provincia y hasta ahora la cobertura fue muy baja: en 2015, apenas el 36% de ese total se vacunó para prevenir el cáncer por el cual mueren 1.800 mujeres al año en el país. El mes que viene, se lanzará la campaña 2016.

Se estima que anualmente se diagnostican 530 mil nuevos episodios de cáncer cervical en el mundo, de los cuales el 85% ocurren en países en desarrollo, con una mortalidad cercana al 50%. El cáncer de cuello uterino es la segunda causa de muerte en mujeres a nivel mundial, por lo cual la aplicación de la vacuna es una importante herramienta para disminuir este índice de mortalidad.

En Argentina, se dan entre 4.000 a 6.000 casos nuevos de HPV cada año y mueren cerca de 1.800 mujeres a causa de este cáncer que puede prevenirse con vacunación desde una edad temprana.

Según la División de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de la provincia, a cargo de Mónica Jofré, de una población objetivo de 6278 niñas nacidas a partir del año 2000, durante el pasado  año, 4.715  (75%) de ellas recibieron la primera dosis de la vacuna  y 2.306  (36%) la segunda.. Esto quiere decir que, del 100% de las chicas que deben vacunarse para prevenir el HPV (Virus del Papiloma Humano), el 25% nunca se colocó la primera dosis y el 39% no se puso la segunda, alcanzando el 64% de mujeres que no se protegió con la vacunación correspondiente. Es que, la segunda dosis es clave porque es la que da inmunidad. No sirve de nada la primera, si no se coloca la segunda que debe aplicarse a partir de los 6 meses de recibida la primera.

Que de las niñas vacunadas solamente un 36% haya recibido la segunda dosis, quiere decir que hay un importante grupo de jovencitas  mayores de 12 años que están expuestas al virus del papiloma humano. La vacuna es relativamente nueva, ya que en el 2000 se lanzó al mercado y en el 2011 se incorporó al Calendario de Vacunación Nacional.

Jofré dijo que la Argentina, en el  período 2008-2010 registró una media de 7,3  de mortalidad femenina a causa del cáncer de cuello uterino y que San Juan está por encima de esa media con un 8,7. Esos índices,  relevados por el Instituto Nacional del Cáncer del Ministerio de Salud de la Nación, se confeccionaron considerando una población de 100.000 mujeres.

En un principio se aplicaba una inmunización en tres dosis,  ambivalente (Cervarix) que prevenía contra dos genotipos, causante del cáncer de cuello uterino, el  16 y 18. A partir del año pasado se cambió por una vacuna de dos dosis, (Gardasil) cuadrivalente ya  que  previene contra un tercer genotipo que se caracteriza por la presencia de verrugas.

La intención de la campaña es concientizar que la vacuna previene este cáncer y el 28 de septiembre comenzará la antesala de la misma con una etapa de sensibilización que se difundirá por los medios de comunicación con tips, spots y también se repartirán afiches. «Queremos que la gente preste atención, y esté atenta a esperar la campaña que arranca en octubre y culmina en diciembre», indicó la médica Mónica Jofré.

Se vacuna en cualquier centro de salud y vacunatorio barrial.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares