El artesano de la cerveza que se ganó los paladares de sus colegas

29 de agosto 2016

Alejandro Tello (36) comenzó haciendo cerveza artesanal como hobby y desde hace un año la vende. Con su producto “Cruz Diablo” fue la única fábrica sanjuanina que participó de una competencia nacional y trajo medalla de bronce.

Es nuevejulino y tuvo la suerte de poder participar del evento Primera Copa Argentina de cervezas artesanales que se hizo este mes en el pintoresco barrio de San Telmo, en Capital Federal. Desde hace tres años decidió fabricar cerveza artesanal y, hoy por hoy, ya puede decir que vive de esto.

En el concurso, participaron 115 cervecerías y  se recibieron 400 muestras. Cruz Diablo ganó medalla de bronce en la categoría Cervezas Especiales con vegetales/frutas/especies con el estilo «Pumpkin Ale».

“Nosotros nos destacamos con nuestras cerveza de zapallo y la de miel, aunque la gente sigue eligiendo la Blonde Ale, o sea, la rubia. En el mundo de la cerveza artesanal, cada cervecero le da un toque especial a sus cervezas. Creo que todas son especiales”, indicó Tello. La materia prima de la cerveza Cruz Diablo es toda local. El zapallo, de la variedad coquema, lo compra en una Cooperativa de Rawson que se llama Prozamo, y la miel también es sanjuanina.

En el departamento 9 de Julio, el joven productor es el único que fabrica cerveza artesanal y fue el único de la provincia que participó en el concurso. “Me enteré porque en el ambiente de las cervecerías se hizo la primera campaña y recibimos la invitación de los organizadores. El principal requisito era que la cervecería esté habilitada y que las muestras enviadas ya estén en circulación. Como yo cumplía esos requisitos, lo único que tuve que hacer fue enviar las muestras”, precisó Alejandro Tello, el cervecero que tiene dos hijos: Santiago (15) y Franco (9). Su esposa, Rosa Ibañez, no trabaja 100% con él en la fábrica, pero lo ayuda siempre en las cocciones. La ayuda también la recibe de sus hijos, que le dan una mano para etiquetar las botellas.

La cerveza artesanal de este nuevejulino ya se vende en la provincia, en Rosario y en Buenos Aires. Ser uno de los ganadores del concurso le abrió puertas y ya sumó otro cliente porteño. “Me compró 1.500 botellas y fue porque realizó una búsqueda por Google y nos encontró. Su negocio vende cervezas artesanales y del mundo, y estaba al tanto de la Copa de cervezas. Cuando nos contactó nos felicito por el premio. Si bien nuestro producto ya se vende en San Juan, en especial en Valle Fértil, queremos llegar a más sanjuaninos a través de los bares”, señaló Tello.

En el departamento Valle Fértil, un cliente compra la cerveza para venderla en su comercio de artículos regionales donde el 95% de los clientes son turistas. La cerveza se comercializa en botellas personales de 355cc y en barriles de 20,30 y 50 litros.

Duplicar la producción

“Estamos con un crecimiento sostenido. En la primera semana de septiembre nos llega un fermentador nuevo de 500 litros, con lo que nuestra producción pasará a los 1000 litros mensuales. Hoy estamos produciendo 450 litros”, precisó Tello, quien resultó beneficiario del subsidio otorgado por el Ministerio de Turismo de la provincia con el Programa Emprendedor Turístico. Con este dinero ($54.000), más una parte que asumió el municipio y otra el emprendedor, el productor de cerveza artesanal pudo encarar la compra del fermentador y barriles de acero inoxidable para poder guardar la cerveza terminada.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares