Poda: se hizo más de la mitad en el centro y en el 30% de los barrios

3 de agosto 2016

La Municipalidad de Capital sigue con el trabajo de poda y ya completó el 60% en el microcentro y espera alcanzar el 40% en los barrios de la comuna. Se encontraron con árboles que llevaban 20 años sin podar. En el centro ya se erradicaron 70 árboles y hay unos 300 en observación por su mal estado.

Cuando un árbol se poda, la luminaria queda liberada y eso permite tener mejor seguridad en las calles y también mejora la circulación de los autos, camiones y colectivos. Y, en el caso de Capital, hasta los operadores de residuos se ven beneficiados porque las ramas no dificultan el funcionamiento de la máquina que retira los contenedores.

Por estos beneficios es que la Municipalidad de Capital encaró su plan de poda en el departamento, dividido en dos áreas: el microcentro y los barrios de la comuna. En el centro ya se completó el 60% del trabajo de poda programado y se hizo en el 30% de los barrios de Capital.  Como la poda continúa durante todo el mes, la intención es completar el microcentro y llegar a podar un 10% más de barrios.

“En los barrios, vamos detectando las zonas más complicadas. Nos hemos encontrado con árboles que no tuvieron poda por veinte años, sobre todo en aquellos que tienen muchas moras”, precisó Maximiliano Suárez, director de Arbolado Público de la Municipalidad de Capital. Al árbol no se le saca más del 25% de la copa cuando se poda, sino recibe una intervención severa y lo afecta. Según el funcionario, una vez que el árbol está bien podado no hace falta que se repita con tanta frecuencia este trabajo.

“Se necesita trabajar bastante en arbolado, hay una parte que está en etapa de senescencia, muy viejos o con enfermedad, y otros de gran porte están mal formados y hay que intervenir sí o si porque al estar formado muy bajo no permite el buen funcionamiento de la ciudad. Aunque sea tarde, hay que formar el arbolado arriba de la luminaria”, detalló Suárez. Considerando que la temporada de poda está por concluir, desde el área planificaron hacer la poda en verde de las moras en los meses de noviembre y diciembre.

En base a los resultados de un relevamiento que hizo el municipio para conocer el estado de salud de los árboles, detectaron que hay sectores en el microcentro con una gran cantidad de moras en mal estado y que los plátanos tienen mala formación.

Al encontrar árboles que no podían salvarse, se tuvo que erradicar unos 70 y este trabajo de erradicación se hace los fines de semana. “En el microcentro hay unos 350 que están para ser cortados, pero lo haríamos de forma progresiva y lo evaluaríamos porque hoy están en observación. Claro que serán reemplazados, un vez que los erradiquemos. Cabe mencionar que cuando mejoramos el riego, notamos una enorme mejoría en todo el arbolado y algunos pudieron rescatarse”, concluyó Suárez.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares