Cristina cuestionó a Macri y aseguró: «No tengo vocación de opositora»

1 de agosto 2016

La ex presidenta Cristina Fernández volvió a meterse en el centro de la escena política, buscando sacar de foco la agenda judicial sobre investigaciones de corrupción en su Gobierno. Durante casi 1 hora y 20 minutos, CFK fue entrevistada por C5N.

Volvió a criticar la gestión del Gobierno, defendió la política de subsidios de su gestión y evitó hablar de futuras candidaturas. «En la calle hay más cartoneros», tiró. También ironizó sobre el encuentro Massa-Máximo Kirchner: «Desde los 15 años dejé de controlarlo en sus salidas».

La ex presidenta Cristina Fernández volvió a meterse en el centro de la escena política, buscando sacar de foco la agenda judicial sobre investigaciones de corrupción en su Gobierno. Durante casi 1 hora y 20 minutos, CFK fue entrevistada por C5N en el Instituto Patria, en Capital Federal, en lo que constituyó la segunda entrevista con el periodista Roberto Navarro en un mes.

«No tengo vocación de opositora. Tengo vocación de construcción. La vocación de construcción es darle una oportunidad al país de todo lo que se hizo en 12 años y medio», sostuvo promediando el reportaje. Sobre si sería candidata, respondió: «Discutir esas cosas hoy, con esta situación, es una falta de respeto a la gente; me acostumbré a no planificar mi vida y mucho menos la política».

«En la calle hay más cartoneros, más gente en situación de calle, es evidente, un fenómeno que se produce por la pérdida de trabajo, aumento de alimentos, tarifazo, quita de retenciones, falta de una política de precios cuidados», arrancó la ex mandataria.

«Vamos a un rediseño de una sociedad con mayores posibilidades de hambre y mayor grado de precarización», cuestionó Cristina de lleno a la administración de Mauricio Macri. Añadió: «Se está rediseñando la economía  y cuando rediseñás la economía resideñás la sociedad».

Cuando fue consultada si hacía autocrítica sobre su gestión, la ex mandataria sostuvo:  «Creo que no tuvimos con las empresas, con el mundo empresario, la vinculación que ellos estaban acostumbrados a tener. Hubo mucho prejuicio ideológico con nosotros y no pudimos desarmar esos prejuicios ideológicos».

«Queríamos una sociedad industrial, capitalista, consumiendo, donde parece que ahora lo que hay que reducir es el consumo porque muchas veces ese modelo de sociedad necesita precarización laboral».

Asimismo, defendió la política de subsidios durante el kirchnerismo: «Los subsidios estaban dirigidos a la industria y comercio para alentar la inversión, sostener el empleo y mantener rentabilidad; no solo era una política direccionada al consumo porque había una politica de industrialización».

También refirió a la reunión entre Sergio Massa y Máximo Kirchner, trascendida en las últimas horas. «Desde los 15 años dejé de controlarlo en sus salidas», ironizó. Y afirmó que sus límites políticos «son los genocidas y corruptos».

CFK había encabezado ayer el cierre del Plenario Nacional de Estudiantes Secundarios de La Cámpora, en la localidad bonaerense de Avellaneda, donde convocó a los jóvenes a «construir una democracia con participación y derecho social».

El jueves a la noche, por primera vez desde que dejó el poder, Cristina  había viajado a Buenos Aires por un motivo ajeno a sus causas judiciales. La ex presidenta llegó desde Río Gallegos justo para el cierre del homenaje al ex presidente de Venezuela Hugo Chávez, por el 62° aniversario de su nacimiento, en el Instituto Patria, donde se refugiaron sus seguidores más cercanos cuando dejó el poder.

Allí lanzó reproches contra Macri, pero también a su partido. Y aseguró que la autocrítica en el PJ “es “echarle la culpa a otro”. Y, en forma permanente, llamó llamó a construir “nuevas mayorías.

A principios de julio, la ex presidenta ya había sido entrevistada por Roberto Navarro. Aquella vez, decía que se siente «perseguida» al hacer referencia a las causas judiciales y se mostró muy crítica del macrismo en el plano económico. También se despegó de Lázaro Báez y José López y reclamó que se haga «una auditoría de la obra pública» del kirchnerismo.

 

Clarín

Loading Facebook Comments ...
Shares