Duplicaron el monto para compras directas sin licitación

25 de mayo 2016

Las compras directas que puede hacer el Estado son para dar una solución concreta que, por su importancia, sea necesario evitar los tiempos de una licitación. En el 2015, el dinero disponible era de $400.000 y este año se elevó a $800.000.

Se duplicó el monto mediante el cual se pueden realizar compras directas sin licitación. Mientras que hasta el año pasado la normativa permitía compras directas hasta $400.000, a partir del 2016 la cifra aumentó y se permitirán hasta $800.000. La inflación y los altos costos de los materiales de la construcción llevaron a los gobiernos de varias provincias argentinas, incluida la Nación, a aumentar los montos de las compras directas que generalmente se hacen para subsanar problemas inmediatos a nivel infraestructura, evitando procesos de licitación que llevan más tiempo.

Esto está plasmado en el Boletín Oficial del día 20 de mayo, allí está publicado el decreto 0015 para ampliar el monto de las compras directas. Claramente,  la disponibilidad del dinero no es para todo tipo de compras, sino para adquirir, por ejemplo, materiales de construcción, sanitarios, ferretería, manpostería, materiales eléctricos y servicio de mano de obra, que efectúa la Dirección de Arquitectura con destino a edificios públicos, escolares y centros de salud.

En el texto del decreto citado, se fundamenta la decisión de duplicar el monto en «el incremento de precios de los materiales, como asimismo, la necesidad y urgencia de dar respuesta a tal problemática».

En el 2006, el límite establecido para compras directas era de $50.000, en el 2008 pasó a $100.000, en el 2011 a $200.000, en el 2014 se elevó a $300.000 y, por decreto, en el 2015 pasó a $400.000.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares