Más de 500 vecinos tendrán energía eléctrica gracias al fideicomiso minero

23 de mayo 2016

Las obras se realizarán en Achango, Maipirinqui, Malimán y Colangüil, todas localidades iglesianas. Los trabajos demandarán una inversión de $16 millones de pesos, recursos provenientes de la minería.

Malimán, Colangüil, Achango y Maipirinqui son cuatro localidades iglesianas rurales. En algunos casos tenían luz, pero de muy mala calidad y en otros, simplemente no tenían. Con el objetivo de dotar con un servicio de calidad energética, el municipio gestionó la autorización provincial para destinar recursos del fideicomiso minero a realizar esta ambiciosa obra. El viernes recibieron el OK de la Provincia y la obra arrancará la próxima semana. La inversión será de $16 millones de pesos, un presupuesto millonario.

«Esta obra es muy importante debido a las necesidades que tenían los pobladores de estas localidades, en donde el servicio no permitía abastecer como corresponde los emprendimientos productivos debido a la baja potencia. Con estos trabajos, la calidad del servicio será muchísimo mejor, y los productores podrán ver crecer sus emprendimientos», dijo el secretario de Obras y Servicios Públicos, Remo Meglioli.

La obra es muy compleja porque son todas zonas alejadas, sobre todo Colangüil y Malimán, localidades ubicadas próximas a las montañas luego de pasar por Angualasto. En el caso de Achango, se trata de un distrito en donde vive una sola persona, sede de la parroquia más antigua de San Juan. Maipirinqui es una localidad más populosa que las otras, pero en donde el servicio no era el mejor.

Con los recursos del fideicomiso se harán dos obras más, también muy importantes. Por un lado, el mejoramiento del acueducto de Las Flores y por el otro, la dotación de energía eléctrica al pozo de agua El Durazno, también ubicado en Las Flores, localidad por donde pasarán todos los vehículos que en un futuro usen el Túnel de Agua Negra.

El fondo del fideicomiso minero se alimenta de dinero que aportan las empresas Barrick y Yamana Gold, operadoras de las minas Veladero y Gualcamayo. Las compañías durante los dos primeros años de funcionamiento del yacimiento aportan un adicional del 1% de la facturación bruta. Recién luego del tercer año y hasta el cierre de la mina, el aporte es del 1,5%.

 

Loading Facebook Comments ...
Shares