Casi un centenar de participantes le dieron vida a la Orientatlón

16 de mayo 2016

Después de cuatro años volvió a realizarse en San Juan una carrera de Orientatlón, Ayer, pese a las condiciones adversas, desde niños de 4 años a matrimonios de más de 60 años encararon la competencia que se puso en marcha desde el camping de Rivadavia.

 Después de cuatro años volvió a realizarse en San Juan una carrera de Orientatlón, una prueba de trekking en la que los participantes debieron recorrer la zona de las sierras de Rivadavia y Zonda buscando puntos marcados en un mapa. Perdidos, mojados por la llovizna y con frío, casi un centenar de participantes le dio vida a una prueba diferente, que se convirtió en un verdadero desafío de tres horas de duración.
La última vez que se hizo un Orientatlón en San Juan fue en agosto de 2012 y la carrera volvió en una modalidad un poco más corta llamada Orienta Short, que en la previa tuvo también un curso de capacitación. Ayer, pese a las condiciones adversas, desde niños de 4 años a matrimonios de más de 60 años encararon la competencia que se puso en marcha desde el camping de Rivadavia.
Fue minutos antes de comenzar que a los participantes les dieron sus mapas, por lo que apenas tuvieron minutos para diseñar sus estrategias. Es que la clave era sumar la mayor cantidad de puntos al alcanzar más puestos de control, llamados testigos. Y para eso fue necesario elegir correctamente los lugares, pues los testigos que más puntos brindaron fueron los más alejados o ubicados en lugares geográficamente difíciles de acceder.
Así, apenas fue lanzada la prueba, los participantes se dividieron en ramilletes, a la búsqueda de sus puntos y sólo ayudados por una mapa con una imagen satelital y sus brújulas. Por eso, por momentos todo fue desconcierto para los atletas, debido a que no encontraban los caminos y tenían que agudizar sus capacidades de orientación antes de tomar decisiones.
La prueba se lanzó a las 10 y a las 13 comenzaron a llegar los competidores al punto de meta, extenuados y empapados, pero satisfechos por haber tenido un domingo diferente.

Loading Facebook Comments ...
Shares