Mapa de la droga: quieren que los vecinos usen buzones para las denuncias

12 de mayo 2016

La iniciativa proviene de concejales del Interbloque Actuar, Cambiemos, y Producción de Trabajo de la Municipalidad de Capital. Se trata de un proyecto de Ordenanza destinado a la creación de puntos de denuncia de lugares de venta de droga, totalmente anónimo.

La propuesta es que el Ejecutivo Municipal coloque buzones identificados como “Buzón de la Vida”, donde se recibirán denuncias anónimas sobre venta de drogas, para luego ser derivadas una vez al mes a la jurisdicción competente.

Para ello, se deberán disponer las medidas necesarias para asegurar el anonimato de los vecinos que realicen las denuncias, ubicando los buzones en zonas resguardadas, no alcanzadas por cámaras.

El proyecto nació de Actuar, ingresó con la firma de siete ediles y contempla hacer un convenio entre la Municipalidad y el Ministerio de Gobierno provincial, para el procedimiento de apertura del Buzón de la Vida. Dicho convenio deberá contemplar al menos, tiempo para abrir los sobres y labrar el acta, autoridades competentes e intervinientes en el acto y expedición del material a Juzgados Competentes.

Esta iniciativa ya se implementó en varias provincias del país como, por ejemplo, Formosa y Santa Fe. La sugerencia es que este mecanismo de denuncias sea informado y publicitado por el municipio y, en particular, acompañando junto con las boletas del pago de tasas municipales, un folleto explicativo del Buzón de la Vida, a fin de que la ciudadanía pueda efectuar las denuncias.

“Resulta por consiguiente necesario ofrecer un método seguro para que aquellos ciudadanos que tengan información puedan realizar la denuncia anónima sin ningún tipo de peligro. Los datos aportados por los vecinos son de suma importancia para las autoridades que tienen la obligación de luchar contra el narcotráfico y en particular contra la venta minorista de droga en los barrios, ya que ayudan a identificar lugares y circuitos, definiendo el mapa de la droga”, especifica el proyecto.

El planteo es que la política contra las drogas ilegales debe recaer principalmente sobre la distribución y venta de las mismas, y muchas veces los vecinos tienen información sobre comercialización de estupefacientes en su barrio, pero no realizan la denuncia correspondiente por temor a las amenazas o ataques de los delincuentes.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares