Licitan el Hospital Mental: invertirán $185M y tendrá un área de urgencias

3 de mayo 2016

El 9 de junio se abrirán los sobres del llamado a licitación. El nuevo edificio contará con áreas semi-independientes en las cuales vivirán los pacientes que están pronto a integrarse a la vida social. También habrá un recinto para casos de urgencias.

A partir de hoy la dirección de Arquitectura recibe los sobres de aquellas empresas interesadas en participar en la licitación para la construcción del Hospital Mental, ubicado en Rivadavia. La obra demandará una inversión de $185 millones de pesos. El 9 de junio se conocerán las empresas interesadas en la edificación de este emblemático centro de salud que se construirá en 720 días corridos. Las nuevas instalaciones contarán con un sector para atender urgencias y también con unidades semi-independientes en las cuales vivirán los pacientes que están cerca de recibir el alta.

Con el objetivo de dar cumplimiento a la nueva Ley de Salud Mental N° 26657, que demanda la externación de los pacientes, y por ende la progresiva situación de internación de crónicos tendiendo a que estos últimos estén a cargo de sus familias y/o de otras redes de contención social apuntando a su inserción social y afectiva, el Gobierno de la Provincia llama a licitación pública, para adecuar el Hospital Mental El Zonda respondiendo a los condicionantes delineados por la nueva Ley, con la documentación elaborada con asistencia técnica y financiera del CFI.

La institución neuropsiquiátrica como tal, en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 entendida como entidad unívoca y monovalente, deberá ser reemplazada y/o reconvertida en pos de la inclusión de los pacientes psiquiátricos en instituciones de salud tradicionales. La intervención fue proyectada para responder a los condicionantes delineados por la nueva Ley, que establece en sus «Ejes y Bases» a través del Ministerio de Salud que: «uno de los puntos centrales de la ley es la prohibición de crear nuevos manicomios, tanto públicos como privados, y adaptar los actuales hasta su reconversión en dispositivos de inclusión social: atención con internaciones breves en hospitales generales, equipos interdisciplinarios en los centros
barriales, cooperativas de trabajo, casas de convivencia, centros de día, acompañamiento terapéutico; en fin, distintas alternativas de atención que no alejen a la persona de su núcleo social ni restrinjan innecesariamente su autonomía personal.

Para los casos extremos en que es necesario internar por situaciones de riesgo cierto e inminente, se establece un sistema de distintos controles y garantías de procedimiento que buscan, precisamente, que esas situaciones sean excepcionales y no se prolonguen innecesariamente en el tiempo».
Cada área se conformó a partir de espacios semi-cubiertos y descubiertos que componen cada uno de dichos sectores, a efectos de brindar espacios de encuentro y de estar al aire libre, acotados a salvo de vientos, bien asoleados y parquizados.

Se plantearon dos anillos concéntricos para definir los recorridos dentro del predio: el anillo exterior sirve como circulación vehicular de servicios, llegando a todos los edificios a través de sus accesos secundarios, mientras que el interior es un recorrido peatonal, entendido como un paseo a través del parque, que conecta todos los espacios, tanto interiores como sus expansiones semicubiertas.

En todo momento se ha buscado favorecer la relación entre el adentro y el afuera, toda vez que la disponibilidad de terreno y el paisaje circundante no sólo revisten gran valor estético sino también terapéutico. Así mismo, se definieron dentro del diseño paisajístico del predio, espacios estancos concebidos para la interacción y la reflexión, en situaciones semicubiertas, como pérgolas y galerías, en directa relación con las áreas de esparcimiento y terapias dentro del complejo.

El Complejo contará con un edificio principal que hace las veces de recepción y en el que se desarrollara la interacción entre pacientes y médicos y público y familia. Alberga en sus alas:
-Área de urgencias
-Área de consultorios
-Área de eventos culturales artísticos y SUM con sus apoyos
-Área de administración.

Se reagruparon los sectores de alojamiento de crónicos a efectos de racionalizar en su justo medio la planta de personal.

Los hogares denominados casas de Pre-Alta se ubicaron próximos al edificio central con la idea de que se trata de alojar pacientes prontos a integrarse a la vida en sociedad.

Los espacios exteriores e interiores son fácilmente reconocibles ordenados facilitando previsibilidad, paz y armonía a los pacientes. Se cuidó que los elementos físicos que tienen que ver con la seguridad no dominen el entorno en el que se desarrolla la vida.

Para la sustentabilidad del hospital se concluyó en encontrar un punto medio entre un esquema abierto y amigable y a su vez racional pensado tanto en la justa dotación de personal para su gestión en cantidad y calidad así como en distancia que no resulten críticas en su costo inicial y de mantenimiento de senderos, calles y distribución de fluidos y energía.

Se incorporó una calle vehicular perimetral que resuelve la provisión de insumos, la salida de residuos el acceso de bomberos, ambulancias, personal y equipos para mantenimiento, etc.

 

HOSPITAL MENTAL

Loading Facebook Comments ...
Shares