A los Gavia, la erradicación de letrinas les cambió la vida

27 de abril 2016

Los hijos de Eliana y Héctor gozan de una comodidad que no hubiera sido posible sin la ayuda de la Municipalidad de Iglesia. El matrimonio Torres ­Gavia resultó beneficiado con el Programa de Erradicación de Letrinas que el municipio lleva adelante con recursos de las regalías mineras.

Hace doce años, las vidas de Eliana y Héctor se cruzaron y decidieron formar una familia. Ella de Capital, él de Iglesia. Ambos eligieron Angualasto como sede para instalarse. En un principio vivieron en la casa de sus suegros, con la expectativa siempre de construir su propia casa. El primer paso lo pudieron dar gracias al trabajo de Eliana en el Museo Luis Benedetti, donde atiende a los turistas y les explica las características de los hallazgos en el Camino del Inca.

Gracias a este trabajo y la labor de su marido en fincas pudieron ahorrar los primeros pesos para empezar a edificar su casa. El sueño finalmente se materializó hace siete años, cuando su hija Tiziana tenía cuatro años. En la nueva casa que construyeron nacieron Lautaro, de 4 años y Juan Cruz, de tres.

A pesar de que habían podido comprar los materiales y los elementos para construir el baño, el dinero se les había acabado. Con pocas esperanzas de poder tener el baño listo,
Eliana fue al municipio para ver si conseguía ayuda para concluir con la obra. “Desde un primer momento me dijeron que sí, que podíamos terminar el baño gracias al Programa de Erradicación de Letrinas. Para nosotros fue una alegría enorme”, explicó la joven.

Fue así como tras un acuerdo, el municipio puso la mano de obra para la construcción del baño y también les instaló un calefón. “Significó para nosotros un cambio de vida.
Nuestros hijos viven en mejores condiciones. Para muchos que no saben lo que es no tener baño no significa demasiado, pero para nosotros fue un paso enorme”, añadió Eliana. Además de esta obra, también con la ayuda del municipio pudieron poner un empedrado en el ingreso a su domicilio.

El sueño ahora es más grande. Esperan poder terminar una serie de adelantos en su casa. “Vamos por más, contamos con la Municipalidad para seguir mejorando nuestro hogar”, concluyó Eliana mientras sus hijos jugaban en la puerta de su casa.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares