Lo que se sugiere la presentación es que percibimos el color de un objeto en función de su proximidad y el contraste con las sombras circundantes. Mientras más nos alejemos de la imagen por eso, más nos costará acercarnos al verdadero color de los corazones.