«El túnel debe traer modernización de la infraestructura y nuevos puertos”

18 de abril 2016

José Antonio Viera-Gallo, declaró que la iniciativa que pretende unir a la Región de Coquimbo con la provincia de San Juan tiene el respaldo de ambos gobiernos, pero que ahora la tarea será estar preparados para los cambios que este intercambio va a generar.

José Antonio Viera-Gallo fue nombrado en junio como embajador de Chile en Argentina, en reemplazo de Marcelo Díaz, quien asumió como ministro de la Segegob. Una de las materias claves en la que debió interiorizarse es la integración física entre ambos países y, en este marco, destaca que el túnel de Agua Negra, que conectará a la Región de Coquimbo con la provincia de San Juan, es la iniciativa que se encuentra más avanzada y ad portas de concretar su licitación.

Señala que el proyecto cuenta con el respaldo de ambas naciones, pero que se debe comenzar a generar conciencia de que se trata de “obras mayores” y que se requiere del desarrollo de obras de infraestructura que vayan acordes con el intercambio comercial que este proyecto va a generar. “Al final uno puede tener muchos túneles, pero pueden quedar vacíos”, advierte.

-¿Cuál es el interés del gobierno de Chile en el proyecto Túnel Agua Negra?

“Los gobiernos de Chile y Argentina han priorizado 26 pasos a lo largo de toda la frontera y además de eso han impulsado algunos túneles. Los túneles priorizados han sido Agua Negra y Las Leñas, cuya entidad binacional se acaba de constituir. El proyecto de túnel más avanzado es Agua Negra y ya con la decisión del BID quiere decir que esto ya entró en tierra derecha”.

-Pero usted mencionó que la licitación es sólo el comienzo, que ahora debe venir la tarea de levantar obras de infraestructura acordes con la demanda que va a generar este intercambio comercial…

“Son proyectos de largo plazo, pero que pueden tener un impacto muy grande en el comercio y en el flujo turístico y de migración en general. Ahora, evidentemente, el túnel debe traer consigo modernización de la infraestructura y nuevos puertos, porque el actual no es suficiente y ahí tienen que hacer los estudios del caso, porque deben ver qué tipo de puerto se requiere, si va a ser sólo minero, si va a ser granelero, si será para fruta, esas ya son cosas técnicas. Ahora, esto ya estaba contemplado en el estudio que le presentaron a la Presidenta sobre el desarrollo portuario a 20 años, pero el gobierno regional y el sector privado interesado en esta materia tiene que ahora acelerar los tiempos para ver cómo se hace la construcción o el diseño, o la ampliación o la modernización de uno o dos puertos, que significa también donde van los containers, son obras mayores”.

-Es decir ¿Además de potenciar el puerto de Coquimbo se requiere construir otras zonas portuarias?

“Yo no soy un entendido, pero yo creo que sí, es la impresión que a mí me deja”

-Usted estuvo en Buenos Aires y ha tenido reuniones con las autoridades argentinas ¿Qué se ha visto respecto de los plazos que le siguen al túnel?

“La idea nuestra es que se licite en conjunto diseño y construcción. Eso debiera demorar entre 8 y 9 años. O sea que hay un cierto tiempo para modernizar la infraestructura que tiene que acompañar al túnel y la modalidad la tienen que decidir los dos gobiernos y la entidad binacional, es decir, si va a ser por licitación, si va a ser por obra pública. Pero ya estamos hablando de cosas concretas. Yo creo que es muy importante ponerse como horizonte para el desarrollo del país y de esta región, grandes obras que beneficien la actividad productiva, el comercio, el empleo, supone también capacitar a las personas para esta nueva realidad”.

-Respecto del estudio de impacto ambiental, se ha señalado que parte de los 40 millones de dólares que entregó el BID serían para ese proceso. ¿Cómo se desarrollará?

“Creo que ahí tienen que preguntarle a las personas del BID, porque son ellos los que saben las cosas que requieren para el visto bueno final”.

-¿Qué le ha parecido este trabajo conjunto que ha estado desarrollando la Región de Coquimbo con San Juan?

“A mí me parece fundamental, porque al final uno puede tener muchos túneles, pero pueden quedar vacíos. Aquí lo importante de este trabajo de 25 años es que se ha ido creando una mentalidad de colaboración, de conocimiento mutuo, de aprecio del otro y del trabajo potencial. El hecho de que además a esta región venga tanta gente de San Juan, sobre todo en el verano y que vaya mucha gente de Chile para allá ayuda muchísimo a romper prejuicios, levantar incomprensiones y al final se genera la idea de trabajar en común. En un mundo global, Argentina y Chile tienen que trabajar en común en una proyección de integración regional y en eso tal vez los que están más avanzados sea lo que ocurre aquí entre San Juan y Coquimbo”.

-Pero esta comunicación se ha dado porque el proyecto ha tenido el respaldo de las autoridades. En su momento las Presidentas Bachelet y Fernández, también Piñera. ¿Pero qué pasa ahora con Mauricio Macri?

“Yo le he escuchado a todos sus ministros y le he escuchado al propio Presidente Macri la voluntad absoluta de llevar adelante esta iniciativa. Estas son obras que trascienden los gobiernos, no pueden quedar paralizadas porque haya un cambio de un gobierno u otro, así que todos estamos en buen camino”.

-Respecto de las obras complementarias, hay coincidencia en que se van a tener que ir desarrollando, pero eso va a necesitar el apoyo del Gobierno en materia de recursos…

“Eso es evidente, pero, por ejemplo, si el nuevo puerto estuviera ubicado al norte de La Serena es una cosa, si está ubicado en otra parte es otra. O sea, ahí ya son los técnicos los que tienen que ir definiendo y evidentemente el desarrollo de la carretera tiene que ser conforme a donde vayan los containers, los camiones.  Ahí hay muchas cosas muy concretas, se tienen que ver normas sobre transporte terrestre, se tiene que ver después todo lo que será la gestión del paso, dónde vamos a poner el control fronterizo, cómo se va a organizar el control fronterizo. Son tareas mayores las que estamos emprendiendo, pero creo que con gran entusiasmo se ve que tenemos que ir avanzando y lo mejor para una región es tener un horizonte de progreso, independientemente del gobierno que haya, hay que decir vamos adelante. Ahora, lo importante es que detrás de esta obra no sólo trabajen los gobiernos regionales, sino que también las fuerzas vivas de la sociedad, es decir, el mundo de las empresas, de las cámaras de comercio, las universidades, los sindicatos y que al final todo el mundo se ponga en la misma onda”.

 

Fuente/Diario El Día

Loading Facebook Comments ...
Shares