Nueva cárcel: será parecida al penal de Ezeiza y albergará a 1.200 presos

15 de abril 2016

El proyecto original, elaborado en la gestión anterior, está siendo ampliado y rediseñado. La infraestructura preveía albergar a unos 600 internos, pero quieren llevarla al doble. Los cambios incrementarían un 40% el costo de inversión y la intención es comenzar a construirla a fines del 2017.

La nueva penitenciaria que planeaba el gobierno giojista será una realidad durante la gobernación de Sergio Uñac, pero con algunos cambios. Es que, el boceto del proyecto original está siendo revisado y el diseño del penal es retocado con la intención de construir una cárcel de cara a los próximos diez o veinte años. De esta manera, a futuro no se tendría que pensar en hacer una nueva inversión estatal.

“El proyecto original era de una cárcel para 600 internos y estamos evaluando la posibilidad de llevarla a 1.200, tiene un diseño modular muy parecido al penal Federal de Ezeiza, en la Provincia de Buenos Aires”, detalló Gustavo Fariña, secretario de Seguridad de la provincia.

Claro que la ampliación trae aparejada un costo mayor al previsto en el presupuesto inicial que, por el año 2013, rondaba los $400 millones sin la actualización inflacionaria al 2016. A este ajuste, se le deberá sumar un 40% más que podría terminar costando la nueva cárcel sanjuanina. El número final del costo estará listo al comienzo del segundo semestre, una vez que esté terminado el rediseño.

“Estamos negociando con la Nación para determinar qué parte nos hacemos cargo nosotros y qué parte aportará el Estado nacional. Si todo resulta según lo planeado, es posible que a fines del 2017 pueda comenzar a construirse. Como este tipo de instalaciones es modular y cada área tiene cierta autonomía operativa, se pude ir trabajando e inaugurando en etapas”, precisó el funcionario.

Según Fariña,  cada módulo tendrá su núcleo de cocina, su hospital propio, sus salas de visitas, salas de atención de abogados y talleres. Algunas de las reformas que prevén son, por ejemplo, la cantidad de comedores. Es decir, en lugar de un comedor por módulo será un comedor cada dos módulos.

“La dotación de personal también será mayor, hoy tenemos dos internos por cada penitenciario y queremos que sea una relación de un interno por cada penitenciario. No sólo será una inversión en infraestructura y logística, sino también en recursos humanos y capacitación”, comentó el secretario de Seguridad.

El funcionario prefirió no adelantar dónde será construido el nuevo penal “para evitar cualquier tipo de especulación inmobiliaria. Porque puede ser un lugar donde hoy los terrenos no tienen un valor inmobiliario, pero sabiendo que se va a instalar un ámbito donde habrá mucha frecuencia de gente se pueden adquirir lotes para revenderlos”, explicó. El lugar ya está definido y, según Fariña, no estará cerca de ninguna zona poblada.

Una Alcaldía en el viejo penal

Gustavo Fariña comentó que el penal de Chimbas será reciclado y ampliado. Además, crearán una Alcaldía “que es un concepto penitenciario moderno y tiene que ver con un ámbito de trabajo para quien comete delitos menores, en cuanto a penas, apuntando a una reinserción social más rápida del interno”. Esta Alcaldía se construirá con fondos exclusivamente de la provincia.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares