Microcentro: buscan ordenar las verdulerías callejeras y carros de praliné

14 de abril 2016

La Municipalidad de Capital censará a los verduleros para saber si el espacio que ocupan pone en riesgo al peatón y a ellos mismos. También lo hará con los puestos de praliné. De ser necesario, serán reubicados. No quieren que se instalen más y el tope será de 2 puestos por cuadra de las que ya ocupan.

El municipio capitalino está realizando un operativo de reordenamiento de puestos callejeros de venta de verdura en las calles General Acha, entre Rivadavia y Avenida Libertador, y por esta avenida entre Mendoza y Avenida Rioja.

Esta medida es para reacomodar los puestos en la misma zona, porque afecta el normal movimiento de la gente en las paradas de transporte de pasajeros al ascender y descender de los colectivos. Es que, se detectó que algunos están ubicados en las paradas de colectivos y la intención es correrlos unos metros para despejarlas.

“Esto empezamos a hacerlo porque los mismos peatones se acercaron a la Municipalidad para plantearnos las dificultades que tienen al transitar por las veredas ocupadas por verdulerías callejeras que dejan poco espacio para caminar. Lo mismo hicieron ciudadanos que al bajar del colectivo se topaban con un puesto. Por eso, decidimos convocarlos para comenzar a realizar un censo de cuántos son, dónde están instalados y qué cantidad de cajones tienen en la vereda. Con los puestos de praliné y pochoclo haremos lo mismo, es decir, detectaremos si están bien ubicados para resguardar la seguridad de ellos y de quienes circulan a diario por la ciudad”, comentó Fernando Guerrero, al frente de la Dirección de Comercio de la Municipalidad.

Según el funcionario municipal, algunos puesteros estaban colocados en las ochavas y hubo casos de verduleros que se instalaron en algún boulevard pero fueron cambiados de lugar. Los vendedores ambulantes le dijeron a Guerrero que, de acuerdo a la cuenta de ellos, son entre 8 a 10 los verduleros que están en las veredas del microcentro.

“Lo que haremos, de ser necesario, es reubicarlos pero dentro de la misma zona donde no moleste al frentista, al peatón y esté seguro. Nunca hemos pensado en decirles que se vayan. Es importante saber cuántos cajones ponen en la vereda porque, a veces, van agregando más y, por ejemplo, en la verdulería de calle España y Avenida Córdoba, ya no queda espacio para que camine el peatón y tienen que bajarse a la calle”, precisó Guerrero.

La idea es poner un tope tanto en la cantidad de verduleros por cuadra-de las que ya ocupan- como para los cajones. “Que sean de 3 a 5 cajones y no podrá haber más de dos verduleros callejeros por cuadra. No queremos que se agreguen ni más cuadras, ni más verduleros y tampoco más cajones que esa cantidad, salvo que usen un escaparate”, comentó.

El director de Comercio aseguró que los puesteros de calle General Acha y Avenida Libertador dijeron estar de acuerdo con estos topes y propusieron controlar ellos mismos que no se instalen otros.

Una vez realizado el censo, con el nombre de cada puestero y la ubicación, si no respetan lo acordado será motivo para que la Municipalidad les decomise la mercadería. Lo mismo los vendedores de praliné,  en el caso de que lleguen a moverse del lugar asignado por el municipio.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares