Apostar a la vida a pesar del dolor: la historia de una madre que renació

12 de abril 2016

Lucía Cano es miembro del grupo Renacer, destinado a la ayuda de padres que han perdido sus hijos. En 1994 su vida cambió para siempre cuando falleció su hijo Rolando, de 13 años. La lucha para salir adelante y darle un mensaje de paz a otros que estén atravesando el mismo dolor.

En un abrir y cerrar de ojos su vida cambió para siempre. El 26 de febrero de 1994 perdió a su hijo Rolandito de tan solo 13 años en un accidente de tránsito y al poco tiempo, a su marido, víctima de las lesiones del siniestro. La tremenda tragedia la dejó sin ganas de seguir luchando, la tristeza le había embargado el corazón. Lucía Cano no entendía por qué la vida le había puesto semejante prueba. Pero la esperanza se abrió ante ella cuando se juntó con un grupo de madres que también se enfrentaron a una pérdida semejante, juntas formaron el grupo Renacer.

Durante el sepelio de su hijo se dijo a sí misma: -Nunca más voy a poder sonreír. La muerte de Rolando la golpeó a tal punto que su vida había perdido el sentido. “Me resentí con la vida, uno se pregunta dónde están los hijos, nos surge la culpa, nos replanteamos cosas, le buscamos sentido a la vida para poder vivir dignamente”, contó Lucía, quien al morir su esposo se quedó con dos hijas chicas a su cargo, Andrea y María Eugenia.

La mujer dijo que cuando la tristeza se había apoderado de ella se percataba que sus pequeñas niñas estaban sufriendo, pero recién cuando entró a Renacer se dio cuenta que los hijos que quedan tienen doble dolor: la pérdida del hermano y ver el sufrimiento de los padres.

En un estado de decepción y pena generalizada, Lucy, como la llaman todos, comenzó a buscar ayuda para salir adelante. “Sentí que una forma de encontrarle sentido a la vida era haciéndole un homenaje a mi hijo ayudando a otros papás”, dijo esta madre coraje. Buscando estabilizar su mente y su espíritu, Lucía inició una búsqueda de padres que hubieran pasado por lo mismo, con los cuales poder compartir su dolor. Vía telefónica se contactó con Ana María Juan, ambas acompañadas de otros papás armaron Renacer.

“Amo a Renacer, me ayudó muchísimo el grupo. Nosotros nos agarrábamos de la mano, gritábamos por qué a mí, nos consolábamos”, explicó Lucy, quien desde 1994 hasta la actualidad no se pierde ningún encuentro. “Mi hijo me dio una misión que era formar este grupo”, concluyó.

Sus cinco nietos y sus dos hijas le han dado sentido a su vida. Lucy lleva dignamente el dolor, su lucha diaria se volvió un ejemplo a seguir por otros padres y nuevamente pudo volver a sonreír.

 

¿Qué es Renacer?

En San Juan Renacer abrió sus puertas el 19 de marzo de 1994 por la propia iniciativa de un grupo de mamás. Hoy, a casi 20 años de su apertura, continúa ayudando más que nunca a volver a vivir. Hasta tienen un programa de radio, que se emite los sábados a las 13 horas por radio Fantástica Argentina.  Dos veces por mes (el primer y el tercer viernes de cada mes) se reúne Renacer en la Iglesia La Merced. El grupo no tiene ninguna vinculación con la religión ni con partidos políticos, simplemente surgió como un espacio de autoayuda.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares