La biblioteca con casi siglo y medio que sueña con tener casa propia

1 de abril 2016

La Biblioteca Sarmiento obtuvo su Personería Jurídica hace 80 años, pero tiene 144 años de existencia. Un terremoto dañó el edificio original y los libros fueron a parar a la Municipalidad. Hoy funciona en un espacio cedido en comodato por Energía San Juan y pidieron que sea donado.

Quedaron pocos registros de la época, pero con la escasa documentación que rescataron se pudo determinar que la Biblioteca Sarmiento tiene 144 años de vida, 64 años más de la fecha en que obtuvo la Personería Jurídica y que, oficialmente, es cuando nació. Considerando este detalle, hace apenas unos días cumplió ocho décadas.

Nació como Biblioteca 9 de Julio, pero le cambiaron el nombre por el año 1872 después que Domingo Faustino Sarmiento donara una gran cantidad de libros. Estaba al lado de la Parroquia de Villa San Agustín, en calle Mendoza y Mitre, pero un terremoto dañó el edificio y hubo que mudar los libros a la Municipalidad.

“Nunca se devolvió el edificio original. Lo arreglaron y ahí se instaló Obras Públicas de la Municipalidad. Desde el año 2013 está en calle Mitre, entre Sarmiento y Mendoza, en un salón que dio en comodato Energía San Juan. No hay un documento original que acredite que ese espacio pertenece a la Biblioteca, al menos que sepamos nosotros. Con el paso del tiempo se perdió documentación. Tendríamos que investigar a fondo y ver qué registro existe”, precisa Betty Pizarro, al frente de la Biblioteca que tiene Comisión Normalizadora desde el 2008 y está integrada por 7 mujeres y 3 varones. La mayoría de ellas son docentes vallistas.

Pizarro es docente desde hace 14 años y actualmente dicta clases en la escuela secundaria nocturna. Nació en Villa Krause, Rawson, y de pequeña se fue a vivir a Valle Fértil con su familia.

La Biblioteca Sarmiento tiene unos 70 socios y la cuota mensual es de $10. Según Pizarro, la cantidad es pequeña “porque la tecnología hizo estragos con los libros. Lo ideal sería que los docentes hicieran que los alumnos vayan a la biblioteca a buscar en libros y no los mandaran a internet”.

Es la única biblioteca popular del departamento y hay otra, con menos años, en el distrito Astica.

Lo que está pidiendo la Comisión es que Energía San Juan les done el espacio donde funciona actualmente. “Ya hicimos notas y las presentamos. Es probable que lo hagan. De esa manera, podremos mejorarla y ampliarla”, dijo Pizarro.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares