Obama en Argentina: tango, promesa que volverá y Bariloche

24 de marzo 2016

En el agasajo de Macri a Obama, el presidente de EE.UU. bailó un fragmento de "Por una cabeza" junto a Mora Godoy. Hoy a las 10 horas, irá al Parque de la Memoria y las 12, la comitiva estadounidense partirá hacia Bariloche. Dijo que regresará "a este país extraordinario".

Como si fuera una ironía adrede, Mauricio Macri eligió el Centro Cultural Kirchner, la controvertida obra de su antecesora, para la cena de gala con la que agasajó anoche a Barack y Michelle Obama. Esta vez no optó por el Museo del Bicentario, donde el mes pasado recibió al presidente francés Francois Hollande. Esta vez el Salón de los Escudos, en el segundo piso del viejo y lujoso Palacio de Correos, todo fue más fastuoso y hermético. Esta vez no hubo acceso a la prensa, salvo las pocas excepciones de los periodistas acreditados por la Casa Blanca que llegaron con Obama.

El Gobierno recibió a una comitiva de 500 invitados, que incluía a todos los gobernadores. La santacruceña Alicia Kirchner fue una de las pocas que no asistió, al igual que la fueguina Rosana Bertone, a la que el Gobierno debió apoyar por la crisis que atraviesa en su provincia. El salteño José Manuel Urtubey asistió solo, sin su flamante novia . Si creía que la velada sería de perfil bajo, se equivocaba. Una nutrida comitiva de famosos fue de la partida. Mirtha Legrand y su nieta Juanita Viale, como con Hollande, volvieron a decir presente. Martín Seefeld, el actor y amigo del Presidente tampoco se lo quiso perder. En la lista de invitados también figuraban Susana Giménez, Graciela Borges y Marcelo Tinelli, que agradeció la invitación pero se excusó por estar de viaje.

También hubo deportistas como el ex NBA Fabricio Oberto o el técnico de Boca Guillermo Barros Schelloto, que se mezclaron con los tres jueces de la Corte, el gabinete de Macri y una comitiva larga de legisladores; como Miguel Pichetto y Gerardo Zamora, vitales para aprobar al acuerdo con los holdouts. Entre chacareras, vinos Catena Zapata, burrata y cordero, se mezclaron con escritores como Claudia Piñeiro, Marcos Aguinis y Santiago Kovadloff o el politólogo Vicente Palermo.

http://https://youtu.be/g6XnfMBYMv8

Poco después de las 20.15, los dos presidentes llegaron juntos con sus respectivas esposas y en medio de exorbitantes medidas de Seguridad. Se ubicaron en la mesa central que compartieron con Marcos Peña, la canciller Susana Malcorra y el la consejera de Seguridad Susan Rice.

Macri fue el primer en tomar la palabra para hacer el brindis. Y empezó en inglés. Agradeció la visita y el momento elegido por su par estadounidense y le habló a Michelle. «Yo le digo a mi esposa ´la encantadora´ pero permitáme decirle que están todos encantados con usted» se rindió el presidente y anfitrión. En sintonía con los discursos del mediodía, Macri exhortó a su par norteamericano a trabajar en las beneficios y necesidades compartidas, como el combate contra el narcotráfico y el terrorismo. También se entusiasmó con inaugurar una nueva etapa en la relación bilateral. “Esto significa no alineamientos automáticos. Con nosotros va a tener un diálogo de buena fe y confianza. Lo invito a brindar por el futuro de nuestros países por el bienestar de nuestra gente y por la paz”, culminó Macri.

Obama, a su turno, volvió a elogiar la gestión del presidente argentino. “Vemos que usted desea comprometer a la Argentina a entrar a la comunidad global. Esto bueno para la región», dijo. Tras hacer enumerar los atributos en común y hacer un repaso de lo mejor de su jornada, se refirió al Papa, algo que también había hecho Macri. “Compartimos los valores de libertad, oportunidad y un compromiso ante los derechos humanos e intentamos cumplir con el ejemplo de un argentino singular, su Santidad el Papa», dijo. También, aprovechó para citar a Borges, en lo que pareció un guiño a las dos administraciones, que tuvieron eslóganes parecidos de campaña.  “Como dijo Borges, ´creo que en este país tenemos cierto derecho a tener esperanza”.  Después terminó: “Al gran pueblo argentino, salud”.

Enseguida llegaría un momento incómodo para él. Una bailarina profesional lo sacó a bailar tango. Y el hombre más poderoso del mundo hizo lo que pudo: poco.

El presidente provisional del Senado Federico Pinedo contó que Macri lo presentó como «el amigo de Frank Underwood», el protagonista de la serie House of Cards. Obama fue más allá. «Oí q hizo un gran gobierno y q la gente estaba muy contenta», se reinvindicó filoso.

http://https://youtu.be/hjRIFeyE0-0

Bariloche, alterada por la visita de Obama: ¿habrá golf con Macri?

La visita del presidente Barack Obama cambió por completo los planes de Bariloche. Basta pensar que la tradicional recepción dedica a los turistas que se desarrolla auspiciada por el municipio y el empresariado, el primer día de Semana Santa, con música y chocolates, en el aeropuerto local se adelantó un día debido al arribo del mandatario. El recibimiento no tendrá la misma repercusión que en años anteriores puesto que las vacaciones, en verdad, comienzan mañana y no hoy, cuando los chocolates sean entregados.

A lo largo de toda la semana pasada la ciudad observó cómo aterrizaban aeronaves de distinto porte comenzando por la más imponente de todas un Boeing C-17 Globemaster III de la Fuerza Aérea de Estados Unidos el jueves pasado. Desde entonces también arribaron otras cinco aeronaves de color gris que trasladó equipos de seguridad, comunicaciones, vehículos, entre otros elementos.

En el hotel Panamericano se instaló el personal de la embajada norteamericana y una parte del personal de seguridad. En el hotel han confirmado que no duermen allí representantes de Nación o de alguna dependencia pública vinculada al presidente Mauricio Macri. Por ahora nadie podía confirmar si Macri iba a encontrarse con Obama para jugar al golf aquí en la Patagonia. En las inmediaciones del establecimiento se encuentran estacionadas unas 10 furgonetas y otra decena de remises listos para trasladar al personal diplomático y de seguridad. Sus choferes cuentan que, aunque no son visibles, las medidas de seguridad e inteligencia resultan abundantes en el área.

“No los puedes ver, es la idea, pero están, no te puedo decir más porque eso queda para la privacidad de nuestro trabajo”, indicó uno de los choferes a Clarín. A unos cien metros del Centro Cívico agrupaciones de izquierda lograron empapelar un muro con pancartas que indican “Fuera Obama”. Para el mismo jueves organizaciones de Derechos Humanos han anunciado una manifestación en el Centro Cívico en recuerdo de los 40 años del último golpe militar y no se descartan gestos de repudio a la visita presidencial.

Entre fuerzas federales y provinciales se estima que alrededor de 1.000 policías estarán custodiando Bariloche durante las 6 a 8 horas que Obama permanecerá en la zona. Hasta ahora lo único confirmado sobre su paso por la cordillera es que descansará junto a su familia en el lujoso hotel Llao Llao ubicado a 35 kilómetros del centro.

En los últimos días el municipio ha ordenado trabajos para mejorar el estado de la ruta entre el aeropuerto y el hotel. Pero es poco probable que Obama ocupe 40 minutos de su tiempo en unir ambos puntos. Lo más probable es que el norteamericano utilice un helicóptero para tal fin y que una parte de su comitiva haga el viaje en varias combis y camionetas 4×4. Sin embargo, una fuente con acceso a la organización le aseguró a este diario que uno de los aviones trajo un vehículo de 8 toneladas que Obama utilizará para ir o volver desde el aeropuerto hasta el hotel. “Si va en la limusina, regresa en el helicóptero”, indicó.

Desde el municipio han confirmado que no están al tanto de la agenda de Obama y que tampoco estaría pactado que el intendente Gustavo Gennuso reciba en la escalera al presidente. “No es una visita protocolar, es por vacaciones”, se ataja la gente del intendente. La región de los Lagos es tan bella como extensa, por lo que muchos se preguntan qué alcanzará a hacer en apenas unas horas el mandatario americano. Su agenda, se especula, probablemente incluya un rato de golf, un almuerzo en el hotel y poco más.

Mientras tanto en la cuenta oficial de twitter del hotel Llao Llao se pueden ver, bajo la consigna “calentando motores”, imágenes de otros mandatarios estadounidenses que han visitado el lugar. Entre ellos Dwight Eisenhower (1960), Bill Clinton (1960) y Jimmy Carter (2015). Obama ocuparía la suite Royal de 140 m2 con vistas idílicas al lago Moreno básicamente porque le ofrece mayor privacidad que la suite Presidencial 20 metros más amplia pero más expuesta. La denominada Deluxe Moreno Lake Royal Suite King cuesta US$ 2444 por noche incluyendo impuestos. Más de 30 mil pesos por jornada.

Junto a la suite Royal hay un pequeño restaurante, cuya especialidad son los dulces y con un dec que desemboca en el lago, que quedará a entera disposición del mandatario con capacidad para unas 100 personas. También en esta área el hotel suele ofrecer exposiciones permanentes de pinturas y esculturas de destacados artistas locales.

http://https://youtu.be/gMgC4xhmlsc

AGENDA

Hoy a las 10 horas, el mandatario estadounidense irá al Parque de la Memoria para recordar a las víctimas del Terrorismo de Estado.

A las 12, la comitiva estadounidense partirá hacia Bariloche, desde Ezeiza. El arribo del Air Force One al Aeropuerto Internacional de San Carlos de Bariloche está previsto para las 14.30 horas.

Luego de un día de descanso en esa ciudad rionegrina, volverá a Ezeiza a las 23:30, desde donde partirá de regreso a su país.

 

 

(Fuente/Clarín, Minutouno)

 

Loading Facebook Comments ...
Shares