Llamativo bajo interés por las carreras de Ingeniería y Ciencias Exactas

18 de marzo 2016

Desde la UNSJ detectaron que las carreras científico tecnológicas siguen sin despertar mayor interés en los estudiantes, pese a las buenas perspectivas laborales y a los incentivos nacionales para el cursado. Del 2010 al 2015, la cantidad de ingresantes a Ingeniería y Exactas fue el 50,7% menos que en Sociales y Humanidades. El mes que viene estarán los números finales de ingresantes este año.

Este año, solamente la carrera de Teatro se incorporó a la oferta educativa universitaria y son 304 los aspirantes que quieren cursarla durante los cinco años que dura. En cuanto a todas las carreras que ofrece la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), la Tecnicatura Universitaria en Enfermería sigue siendo la más demandada y este año acredita 1.092 aspirantes.

“En el caso de Sociales, son tres las carreras que representan más del 50% de aspirantes: Abogacía, Contador y Técnico en Administración. En Filosofía, el primer lugar lo ocupa Turismo y segundo la nueva carrera de Teatro. Mientras que en Ingeniería, la Civil es la que se destaca en preferencia.”, indica Marcelo Bellini, secretario Académico de la UNSJ.  La rápida salida laboral por el déficit de enfermeros es lo que motiva a estudiar Enfermería.

Lo que sigue llamando la atención de los académicos es que las carreras científico tecnológicas, a pesar de tener buenas perspectivas laborales e incentivos nacionales a través de becas o programas especiales, siguen sin despertar mayor interés en los estudiantes que se inclinan por las sociales y humanidades.

“En las científico tecnológicas entran todas las especialidades de Ingeniería y algunas de Ciencias Exactas como son Geología, Geofísica e Informática. En Ingeniería, las dos carreras más elegidas son la Civil y la Industrial. Ambas tienen buena inserción laboral, en especial la Ingeniería Civil a raíz del incremento de obra pública”, comenta Bellini.

De acuerdo a las estadísticas de la casa de altos estudios, del 2010 al 2015 hubo 4.324 ingresantes en la Facultad de Ingeniería y 3.037 en la de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En la Facultad de Sociales, ingresaron en el mismo período un total de 8.854 estudiantes y 5.686 en Filosofía, Humanidades y Artes. El total de ingresantes en las dos últimas Facultades llegó a 14.540, mientras que en Sociales y Filosofía fueron 7.361 representando un 50,7% menos que en las dos primeras.

Por ahora, la Universidad estatal cuenta con el listado de aspirantes del 2016 porque “están terminando los cursos de ingreso y recién a fin de mes estarán los ingresantes definitivos”. Y la tendencia se repite, es decir, este año también hay más interés por Sociales y Humanidades con 2562 aspirantes y 1.796 respectivamente. En la Facultad de Ingeniería los aspirantes son 929 y en Exactas la cantidad es de 1.510.

Para el secretario académico, una de las razones más importantes del bajo interés en estas carreras “es una deficiente formación en asignaturas vinculadas a las ciencias exactas (Matemática, Física, Química), ya que la anterior Ley Federal de Educación disminuyó la carga horaria de esas asignaturas, y en algunos casos las eliminó de los últimos años de la currícula generando falta de algunos contenidos, con la consecuente dificultad a la hora de hacerles frente en los estudios universitarios. También, porque las carreras de esa disciplina tienen el mito de ser ‘difíciles y largas’ cuando, en realidad, el periodo más dificultoso es el ciclo básico y luego hay asignaturas disciplinares de manera casi excluyente”, comenta.

 

Loading Facebook Comments ...
Shares