La Virgen que quedó presa en una Comisaría, en medio de desacuerdos

7 de marzo 2016

La Virgen Medalla Milagrosa ya no está al ingreso de la villa cabecera de Zonda, tampoco en la Parroquia del departamento, sino en la Comisaría 14. Su deterioro obligó a restaurarla y el restaurador quiso cobrar después de que lo haría gratis. En el municipio dicen que debía pagar la Parroquia y ésta que le correspondía a la Municipalidad.

El destino de la imagen de la Virgen Medalla Milagrosa es insólito, está en el interior de la Comisaría 14 frente a la puerta de entrada. Después de la restauración que tuvo, quedó como nueva y los zondinos devotos de ella suelen ir a dejarle flores a ese lugar. Únicamente lo hacen quienes conocen que está ahí adentro, porque los que no saben y los visitantes de Zonda no pueden rezarle ni dejarle una ofrenda floral.

Antes, estaba al ingreso de la villa cabecera y el clima, más el vandalismo, la deterioraron. Fue por eso que un lugareño –que pocos recuerdan su nombre-decidió restaurarla sin cobrar un centavo. Se la llevó y, entre medio, apareció el nuevo monumento (hoy criticado y a punto de renovarse) que encaró el ex intendente César Monla.

La intención de Monla nunca fue sacarla para siempre y cuando quiso colocarla nuevamente no estaba lista. Las versiones indican que, tras haber ofrecido un trabajo gratuito, el restaurador le puso el precio de $800 a su trabajo. Estaba por mudarse a otro departamento y no pudo cobrar ese dinero. Hay quienes aseguran que, al no tener un lugar de confianza donde dejarla, antes de irse hizo una exposición policial para que la Virgen se retire únicamente cuando saldaran su deuda.

Las nuevas autoridades municipales ya expresaron la intención de cambiar el monumento que está al ingreso de la villa y quieren colocar otra vez la Virgen. De todas maneras, no es seguro qué pasará. Es que, una idea que manejan es que los vecinos opinen en la Red Social Facebook qué quieren en ese lugar.

“No todos quieren que se coloque de nuevo la Virgen y queremos que los zondinos digan qué quieren porque, en definitiva, ellos pagaron el monumento que está actualmente. La historia que yo conozco de la Virgen es que el restaurador dijo que le debían planta y por eso quedó secuestrada en la Policía”, precisa Carlos Oyola, al frente de Obras del municipio.

Desde la Comisaría 14 indicaron que “se la llevó un señor, pero nunca le pagaron el trabajo. La tuvo en su casa y como se mudó, la dejó acá porque no había otro lugar donde dejarla”. Sin embargo, un lugar donde podría haber quedado es en la Parroquia Sagrada Familia. No supieron precisar si realmente existe una constancia que confirme la exposición policial que, según dicen, hizo el restaurador y debía pagar la Parroquia.

“Cuando el municipio la sacó no supe dónde fue a parar. Supe que deciden restaurarla y no cobraban nada. Hubo idas y venidas con miembros de la Municipalidad y cuando me enteré me ofrecí a darle el dinero, pero el restaurador me dijo que debía hacerlo la Municipalidad”, señala el párroco Víctor Hugo Gallardo.

Consultado al respecto, el ex intendente César Monla comenta que “cuando hicimos la rotonda y la escultura, quedó un lugar al costado para colocarla y la gruta iba a estar iluminada. Quien la restauró la dejó en la Policía porque se cambió de domicilio. Nunca se armó un expediente municipal para pagar”.

Lo cierto es que la imagen de la Virgen fue a parar a la Comisaría y nadie sabe a ciencia cierta qué destino tendrá la figura que tendría que estar expuesta en un sitio donde cualquiera la pueda venerar.

Loading Facebook Comments ...
Shares