Estrella de rock y nuevo político de Taiwán, un dolor de cabeza para China

16 de enero 2016

Lleva el cabello largo amarrado en una coleta, tiene los brazos cubiertos de tatuajes y es el líder del grupo de heavy metal más famoso de su país.

No es el típico candidato que suele presentarse a unas elecciones. Y mucho menos a unas elecciones en Taiwán, la pequeña isla democrática que China considera una provincia renegada que forma parte de su territorio.

Taiwán, oficialmente llamada República de China, fue a las urnas este sábado para elegir a nuevo presidente y Parlamento.

Los taiwaneses eligieron por primera vez a una mujer para dirigir el gobierno: Tsai Ing-wen, del Partido Democrático Progresista (PDP).

Y entre los más de 500 candidatos que buscaban un escaño en la legislatura, estaba Freddy Lim, el líder de la banda «Chthonic».

En los últimos meses Lim había estado tratando de ganarse a los taiwaneses, ya no como estrella de rock sino como político.

Y para lograrlo se cubrió los tatuajes de los brazos, se quitó el delineador negro de los ojos y vistió traje y corbata para aparecer en las fotografías de campaña de su partido, el Partido Nuevo Poder (PNP).

Lim ocupará ahora un escaño en la legislatura taiwanesa.

Y con su victoria no sólo logrará sacudir el panorama electoral de su país -que hasta ahora había estado dominado por dos partidos: el Kuomintang (KMT), que es pro Pekín, y el Partido Democrático Progresista (PDP), que aboga por mantener el estatus quo de independencia de facto de la isla.

Lim también seguirá causándole un dolor de cabeza a China.

Fuerzas tradicionales

El KMT, que hasta ahora ocupaba el poder, ha estado acercando cada vez más a la isla de 23 millones de habitantes a China.

Durante los últimos ocho años, la reunificación de Taiwán con el gigante asiático ha sido la base de la política del actual presidente (del KMT) Ma Ying-jeou.

Pero la mayoría de los isleños, principalmente los jóvenes, parecen estar sintiéndose cada vez más temerosos de la influencia china, como ha quedado demostrado en varias protestas realizadas el último año por el llamado Movimiento Girasol.

En una de estas protestas, en abril, miles de estudiantes ocuparon el Parlamento taiwanés para oponerse a un amplio acuerdo comercial con gobierno con China.

Y fue a partir de este movimiento estudiantil que surgió el Partido Nuevo Poder, propugnando derechos humanos universales, libertades civiles y políticas, y la independencia de Taiwán.

En una entrevista con la BBC, Freddy Lim aseguró que decidió comprometerse con la política «para defender sus dos otras pasiones: la democracia y la independencia de su país», las cuales, dice, están ahora en peligro.

«En los últimos dos o tres años Taiwán entró en una etapa crítica de reformas. Todos estamos trabajando duro para mejorar la democracia en el país», le dijo a la BBC.

«Pero siento que no podemos mantenernos marginados. Debemos ponernos de pie y trabajar para el cambio en estos momentos tan cruciales».

 

 

Nuevo Poder fue fundado por varios activistas y académicos que emergieron del Movimiento Girasol, entre ellos Huang Kuo-chang, profesor de leyes de 42 años que ahora es el líder del partido, el artista Michael Lin, el abogado de derechos humanos Lin Feng-chen, el escritor Neil Peng y Fredy Lim, de 39 años.

Según expresan en su manifiesto lo que buscan es «un despertar cívico» que prepare el terreno para una independencia oficial y legal de Taiwán.

Pero saben que el cambio no será fácil en una isla que fue regida por ley marcial y que sólo le permitió a sus ciudadanos votar a mediados de los 80.

Como le dijo Freddy Lim a la BBC: «Con mi música simplemente toco lo que yo quiero. Pero en estas elecciones ni siquiera puedo hablar de las cosas que realmente me importan, como derechos humanos y protección del medio ambiente».

«País normal»

Sin embargo, al menos en su carrera como estrella de rock, Lim ciertamente no ha tenido miedo de hablar de estos asuntos, muchas veces provocando la ira de los políticos partidarios de Pekín.

Desde sus años de estudiante se ha dedicado a la promoción de los derechos humanos y desde que formó su banda en los 90 ha aprovechado su base de seguidores, tanto en Taiwán como en otros países asiáticos, para propagar su activismo.

En 2010 fue nombrado presidente de Amnistía Internacional Taiwán, un cargo que ocupó hasta 2014.

También apoya la autodeterminación del Tíbet y en sus conciertos ha aparecido ondeando la bandera tibetana. Y ha hecho abiertas declaraciones a favor de la libertad de expresión en Hong Kong.

Durante un acto de campaña reciente, Lim le dijo a los reporteros: «Mi opinión es que Taiwán debe convertirse gradualmente en un ‘país normal'».

«Taiwán sólo será capaz de salvaguardar su libertad y democracia una vez que se convierta en un país normal».

Tal como afirma el corresponsal del Washington Post en China, Simon Denyer, «es probable que Freddy Lim se convierta en la peor pesadilla de Pekín: un político carismático que no tiene miedo de decir lo indecible».

Ventaja

Sus opositores ya comenzaron a temerle.

Según informa el diario Taipei Times, Lin Yu-Fang, el diputado oficialista que ocupaba el escaño al que Freddy Lim ganó -de un distrito del centro de Taipéi- urgió a los electores a no votar por un candidato «que tiene el cabello más largo que el de una mujer».

El PNP no presentó un candidato presidencial en estas elecciones. Además de Freddy Lim, se presentaron solo dos candidatos más para escaños parlamentarios.

El partido decidió apoyar a Tsai Ing-wen, la líder del Partido Demócrata Progresista que se convertirá en la primera presidenta de la isla.

Así el partido más joven de Taiwán y su estrella de rock se han colocado como la tercera fuerza de Taiwán sacudiendo el panorama político de la isla.

 

Fuente/BBC Mundo

Loading Facebook Comments ...
Shares